El Banco de España cree que elevar la edad de jubilación estaría “justificado”

El aumento de la esperanza de vida supone un reto para la administración aec
|

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, opinó ayer que retrasar aún más la edad de jubilación “podría estar justificado” para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones, y puso sobre la mesa una medida adoptada en algunos países, donde la edad de acceso legal a la jubilación depende de la esperanza de vida.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo en el Congreso, Linde señaló que el déficit de la Seguridad Social se debe a que los gastos han crecido un 3,9% entre 2007 y 2015, casi cuatro veces más de lo que han aumentado los ingresos en el mismo periodo (+0,9%).

En este sentido, rechazó que la reforma laboral de 2012, aprobada por el PP y CiU, sea responsable de esa caída de las cotizaciones. “De ningún modo puede achacarse a la reforma laboral lo ocurrido con los ingresos de la Seguridad Social. La devaluación salarial ha contribuido algo, pero lo fundamental es el desempleo (causado por la crisis) sin la menor duda”, insistió.

En estas circunstancias, el sistema de pensiones español se enfrenta fundamentalmente a un reto demográfico por el envejecimiento de la población –que conlleva un menor número de cotizantes– y el aumento de la esperanza de vida –que hace que haya que pagar pensiones durante más tiempo–, asociado además a unas nóminas más elevadas para los jubilados a resultas de unas mayores y mejores carreras de cotización.

TASA DE SUSTITUCIÓN
En este contexto, Linde señaló que ya se han tomado medidas para compensar los desequilibrios con las reformas de las pensiones del PSOE, que en 2011 retrasó la edad de jubilación a los 67 años a partir de 2027, y del PP, que en 2013 introdujo el factor de sostenibilidad y desvinculó la evolución de las pensiones a las variaciones del IPC.

Al margen de los efectos positivos que tendría una mejora del mercado laboral y de la productividad, el gobernador defendió que haría falta reducir la tasa de sustitución–el porcentaje del último salario que se recibe como pensión inicial– aunque señaló que eso ya se consiguió con el factor de sostenibilidad aprobado por el PP, que empezará a aplicarse en 2019. Además, reconoció que el aumento de la inflación plantea una pérdida de poder adquisitivo.

El Banco de España cree que elevar la edad de jubilación estaría “justificado”