El área sanitaria registra su tercer descenso de casos activos en siete días

|

El área sanitaria de A Coruña y Cee registró en la jornada de ayer el tercer descenso de casos activos de los últimos siete días, ya que el total se sitúa en 1.413, 21 menos que el pasado lunes.

La de ayer fue la jornada en la que se notificaron el menor número de nuevos positivos desde el pasado 11 de agosto. En concreto los de ayer fueron 38, aunque el volumen de altas epidemiológicas se situó en 58, lo que permitió ese descenso en el balance de casos activos.
La noticia más negativa fue la comunicación de un nuevo deceso. Se trata de una persona usuaria de la residencia Orpea Coruña, de Culleredo. Con esta nueva muerte, el total en el área sanitaria desde que dio comienzo la crisis del coronavirus asciende hasta 183.

En cuanto a la presión hospitalaria, el número de pacientes es de 67, uno menos de los registrados el pasado lunes. De este total, 59 se encuentran ingresados en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), de los cuales siete requieren de atención en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Los ocho pacientes restantes se dividen entre el Hospital Modelo (2) y el centro hospitalario de Cee (6).

Por otra parte, las autoridades sanitarias comunicaron ayer que  en las 24 horas anteriores se realizaron un total de 905 pruebas PCR, de las que salieron los 38 nuevos positivos, por lo que solo el 4.20% de esos test arrojaron casos de contagios por Covid-19.

Situación en las residencias
En cuanto a los centros de atención a personas mayores de la comarca, el número de contagios es similar al que se registraba el pasado lunes.

En Orpea Coruña, en Culleredo, el número de casos es de 29, uno menos que la jornada anterior, debido al deceso de uno de sus usuarios. Por otro lado, las autoridades sanitarias confirmaron la curación de otros dos residentes, pero, al mismo tiempo, apuntaron dos nuevos positivos.

Entre los empleados del complejo continúan siendo cinco las personas contagiadas con el nuevo coronavirus. También sigue siendo uno el caso activo entre los empleados de la residencia de Oleiros, y otro en Domus Vi, también en Oleiros.

Donde sí se apreció una subida en los casos de Covid.19 fue en los centros de atención a personas con discapacidad, ya que la residencia Ricardo Baro de Aspronaga, en el municipio oleirense, pasó de dos a cinco usuarios contagiados. Entre sus trabajadores también sigue habiendo un caso activo, al igual que la residencia de Aspace.

Pruebas a policías 
Representantes de los sindicatos policiales SUP, CEP, UFP y SPP secundaron ayer una concentración ante la Delegación del Gobierno para exigir que se hagan pruebas para detectar posibles casos de coronavirus entre los agentes gallegos, una demanda a la que, según se les trasladó desde la Jefatura Superior de Policía de Galicia, se dará respuesta a partir de la próxima semana.

Así lo explicó el secretario federal territorial del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Roberto González, quien señaló que, antes de iniciarse la protesta, se les comunicó desde la Jefatura Superior que la semana próxima comenzarían estas pruebas “en el área sanitaria de A Coruña y luego se harían a toda la plantilla”.

“Esperamos que se cumpla esa palabra”, expuso el representante sindical, quien añadió que, según los últimos datos que se les aportaron la semana pasada, había en las Unidades de Intervención Policial (UIP) siete positivos y otros siete aislados, a los que se sumarían cinco casos positivos y diez aislados en las comisarías gallegas.

Para los sindicatos convocantes de la concentración de ayer ante la sede de la Delegación del Gobierno en a Coruña, la “gota que ha colmado el vaso” fue el brote que afectó a policías de la Unidad de Intervención Policial con base en Vigo ya que, según denunciaron, “pese a presentar síntomas, los responsables policiales de la Comisaría y de la UIP no adoptaron las medidas preventivas necesarias”.

El área sanitaria registra su tercer descenso de casos activos en siete días