Betanzos-Faraldo reclama el arreglo de O Rollo a los propietarios de la urbanización

|

  lucía tenreiro > betanzos

  El Ayuntamiento de Betanzos solicitará a la Junta de Compensación de la UEI-7, en la prolongación de la Rúa do Rollo, que complete los trabajos de urbanización de la unidad. El gobierno municipal señala esta intervención  como primera medida, con carácter de urgencia, que la entidad deberá ejecutar una vez que solucionen los problemas jurídicos internos que tienen en estos momentos.
Faraldo insistió en la necesidad de estas obras teniendo en cuenta “el estado en el que se encuentra la calzada, por la que diariamente circulan decenas de vehículos”.
El gobierno local recuerda que la mitad de esta vía, en concreto su margen izquierdo, fue urbanizada por los promotores de este ámbito y que la otra área de actuación, el correspondiente a la Junta de Compensación de la UEI-7, tiene que acometerse de la misma forma, “es decir, asfaltando la mitad de la calzada que todavía falta, construyendo aceras y habilitando aparcamientos”, explicaron ayer fuentes del grupo dirigente.

Tráfico > El paso de vehículos pesados durante las obras de construcción, así como la importante carga diaria de tráfico que soporta la vía, utilizada por muchos conductores como salida de la ciudad al conectar directamente con la rotonda de As Cascas evitando así la avenida de García Naveira, “hizo que su estado empeorase notablemente en los últimos meses”, explicó la administración local.
“Más aún –precisaron– teniendo en cuenta que la Junta de Compensación de la UEI-7 no acometió todavía las obras de urbanización a las que estaba obligada” y que ahora, una vez solucionados los problemas jurídicos, le exige el Ayuntamiento de Betanzos.
La oposición trasladó al pleno su malestar por la situación de la calle en varias ocasiones, una de las cuales derivó en un acuerdo.
El estado de la vía, una pronunciada pendiente que conduce desde el centro hacia As Cascas, preocupa sobremanera a los vecinos, sobre todo de los edificios más próximos, que incluso han llamado la atención sobre inundaciones puntuales que ellos vinculan con el deterioro de la calle.
Asimismo, las noventa familias residentes en el número 62, a orillas del Mendo, llegaron a advertir de problemas de aparcamiento, e incluso de atascos por el incremento del tráfico durante los trabajos de ampliación y mejora de las avenidas de Jesús García Naveira, Fraga Iribarne y Linares Rivas, provocando unos enormes baches y rotura de aristas que, en determinados casos, suponían un peligro para los conductores.


 

Betanzos-Faraldo reclama el arreglo de O Rollo a los propietarios de la urbanización