El gobierno de Lugo dice que no dejará de "proteger" a los trabajadores de Urbaser

Acumulación de basura en las calles y en el rural del municipio de Lugo. EFE/Archivo
|

El portavoz del gobierno local de Lugo, Luis Álvarez, afirmó que tanto él como el alcalde, José López Orozco, seguirán trabajando para buscar un final negociado a la huelga en el servicio de limpieza y recogida de basura en la ciudad, pero también para que los trabajadores de Urbaser salgan de este conflicto "lo menos damnificados posible".
Álvarez censuró el hecho de que un grupo de trabajadores y sindicalistas ocupasen ayer el salón de plenos del Ayuntamiento lucense, y que interrumpiesen la rueda de prensa que estaban dando él y el alcalde para explicar el nuevo decreto de servicios mínimos, y los abroncasen a ambos.
El edil enmarcó esa forma de proceder dentro de "actuaciones poco tolerables".
En cualquier caso se preguntó en rueda de prensa "si en el fondo puede haber algunos intereses" para que el alcalde y él mismo, como responsable de Medio Ambiente, "se pusiesen en contra los trabajadores de Urbaser", y aclaró que eso no va a pasar.
"Si alguien piensa" que con ese tipo de actuaciones va a poner al gobierno local en contra de la plantilla, Álvarez dijo que "no lo va a conseguir".
"No va a alterar nuestros objetivos de poner fin al conflicto y proteger a los trabajadores", aseveró.

El gobierno de Lugo dice que no dejará de "proteger" a los trabajadores de Urbaser