Hamilton no tiene freno

El líder del Mundial abrió hueco desde la primera y, pese a sufrir problemas de neumáticos, cruzó la meta con mucha ventaja sobre Bottas | florENT GOODEN
|

Lewis Hamilton suma y sigue. El piloto de Mercedes ha logrado su quinta victoria de la temporada en el GP de Bélgica, la número 89 de su carrera en la Fórmula Uno. 

El inglés dominó de inicio a fin. Valtteri Bottas no fue rival y en ningún momento mostró un ritmo que pudiese poner en aprietos a su compañero. Fue segundo, sellando el doblete del equipo alemán. Tercero fue Max Verstappen, en un otro día decepcionante para Carlos Sainz, que no pudo tomar la salida por una avería en la vuelta de ingreso en parrilla.

Antes de la salida se guardó un emotivo minuto silencio, con todos los pilotos en torno a una enorme foto suya, en memoria del piloto francés Anthoine Hubert, fallecido en el Gran Premio de Bélgica de F2 del año pasado. 

La carrera arrancó con una salida limpia de los dos Mercedes. No hubo incidentes en las primeras curvas y Daniel Ricciardo se encargada de poner la acción atacando a Verstappen, que se defendía como gato panza arriba, mientras Hamilton abría hueco.

Por detrás, con el paso de las vueltas, Ferrari sufría en exceso en las rectas y Charles Leclerc y Sebastian Vettelno lograban progresar.

Coche de seguridad
En la vuelta 10, Antonio Giovinazzi perdía el control del Alfa Romeo, que rebotó contra el muro y terminó sobre el asfalto. George Russell, que llegaba justo detrás, impactaba contra uno de los neumáticos que se había desprendido. Coche de seguridad a pista.

La mayoría de los pilotos aprovecharon para entrar en boxes y montar el neumático duro. Las gomas tendrían que aguantar más de 30 vueltas. Tras la relanzada, los Mercedes mantuvieron las primeras posiciones. Verstappen no tenía ritmo para luchar con ellos. Mientras, los comisarios anunciaban que Leclerc y un miembro del equipo deberían acudir a los despachos tras la carrera por ir demasiado lento en la vuelta de formación.

‘Mad Max’ se mantenía a cuatro segundos de Bottas,  aunque en el último tercio de carrera comenzó a reportar vibraciones en sus neumáticos. Problemas para el neerlandés. También Vettel se quejaba por radio; los duros del alemán perdía rendimiento con el paso de las vueltas. Ferrari rodaba 13º y 16º con sus dos coches, y acabaría con ambos fuera de los puntos, algo que no le sucedía a la ‘Scuderia’ desde el Gran Premio de Gran Bretaña de hace... diez años.

Hamilton tampoco evitó los problemas con las gomas. A falta de cinco giros para el final anunciaba por la radio del equipo vibraciones en su neumático derecho delantero. El vigente campeón y actual líder del Mundial aflojó el ritmo, aunque la victoria no corrió ningún peligro en ningún momento. 

La acción se centraba en Esteban Ocon y su persecución a Alex Albon por la quinta posición. El francés conseguía adelantar al Red Bull en la última vuelta para sellar un fantástico resultado para Renault, ya que  Ricciardo finalizó en la cuarta plaza.

La bandera a cuadros ondeó para saludar una nueva victoria a Hamilton, que le sirve para ser más líder del Mundial. Bottas fue segundo y Verstappen, con sangría de tiempo en las últimas vueltas, tercero. 

Desastre rojo
Los Ferrari conluyeron decimotercero (Vettel) y decimocuarto (Leclerc). Desastre para la firma italiana. Y la próxima cita es en Monza, la ‘casa’ de la ‘Scuderia, el templo de la velocidad. Y dentro de tan solo siete días.

Hamilton no tiene freno