Baltar cree que quien “azuza” a su padre no pedirá perdón “si esto queda en nada”

josé manuel baltar
|

El presidente del PP en Ourense y de la Diputación, Manuel Baltar, está convencido de que, alrededor de la causa judicial abierta a su padre, la oposición “está intentado sacar tajada política” pero quienes “azuzan” a su antecesor al frente del ente, José Luis Baltar Pumar, “si todo queda en nada, no pedirán perdón”.

El juez Leonardo Álvarez admitió a trámite a principios de enero la querella del fiscal jefe de Ourense Florentino Delgado, que parte de una denuncia del PSdeG contra Baltar Pumar por un supuesto delito de prevaricación continuada en 104 contrataciones efectuadas en 2010, en las fechas previas al congreso provincial del PP que ganó el hijo.

Critica que una imputación se equipare a una sentencia cuando el juzgado es del PP

Baltar Blanco exige que prevalezca la presunción de inocencia “para todo imputado o llamado a declarar por cualquier motivo o circunstancia” así como “absoluto respeto a que la justicia se pronuncie”.

“Estamos llegando a unos límites en que la imputación se ve como identificada a una sentencia. Nuestro partido en los estatutos nacionales ya contempla cómo reaccionar ante cada situación, y creo que se está focalizando el tema en algunas imputaciones que afectan a miembros de mi fuerza política y, sin embargo, se están soslayando y dejando de lado” otras imputaciones de “personas que pertenecen a otras formaciones”, subraya.

Lo mismo ve en la respuesta mediática, “totalmente diferente” según qué caso, cuando “la mía es única, hay una cuestión básica, la presunción de inocencia, sea de mi partido o no la persona que se encuentra imputada, y que los procedimientos judiciales transcurran con normalidad y se resuelvan como deban resolverse. La condena solo puede venir determinada por una resolución judicial”.

 

Denuncia anterior

En el caso de su padre, que solicitó la suspensión temporal de militancia para no dañar al PP mientras dure el proceso, recuerda Baltar Blanco que “en el pasado” hubo otra “denuncia ante Anticorrupción que quedó archivada” y añade que “cuando se conoció esa denuncia se hicieron muchas ruedas de prensa grandilocuentes acusándolo de no sé cuántas cosas, y cuando se decretó el archivo, calladitos, ¿no?”.

El popular lamenta que “se dejen de lado” las imputaciones del resto de los partidos

Anticorrupción archivó en 2012 una denuncia presentada contra Baltar Pumar por supuestas irregularidades en su gestión al basarse en la “carencia de precisión de la demanda” presentada de manera anónima y en la que se adjuntaban hasta tres dossieres con documentos sobre sus negocios y patrimonio.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, expuso entonces que “en Anticorrupción se recibieron dos denuncias, una anónima” y otra presentada por los socialistas y que se había remitido al fiscal de Ourense, que es la actual y por la que Baltar Pumar prestó declaración.

Ese día, en el Palacio de Justicia se vivieron momentos tensión. Alcaldes, diputados y ediles populares en Ourense improvisaron un cordón policial, por la no presencia de cuerpos y fuerzas de seguridad que más tarde acudieron, con la intención declarada de “hacer un pasillo y protegerlo” de quien lo increpaba con gritos de “cacique, cacique” desde la plataforma ‘Stop Nepotismo’ y otros particulares.

Baltar Blanco opina que es “un tema que requiere una reflexión a quién proceda, y todos sabemos a quién procede” y apunta que con los “supuestos en los que exista esa curiosidad por determinadas presencias en sede judicial” se tomen las medidas oportunas “para no lamentar después cualquier incidente”.

“Es un llamamiento -puntualiza- que hace cualquier ciudadano, no solo yo, sino cualquier espectador de lo que sucedió el otro día”.

Baltar cree que quien “azuza” a su padre no pedirá perdón “si esto queda en nada”