Culleredo solicita a la Diputación que colabore en el proyecto de mejora del entorno de la casa consistorial

José Ramón Rioboo se entrevistó con Valentín González Formoso para presentarse el proyecto
|

El Ayuntamiento de Culleredo solicita a la Diputación que colabore en un proyecto de mejora del entorno de la casa consistorial ubicada en el núcleo de Tarrío.


Según fuentes municipales, la regeneración de las zonas urbanas es un de los objetivos prioritarios del Gobierno local, que preside José Ramón Rioboo, y la idea es que vayan sucediendo en todas las parroquias, dando preferencia a las zonas con mayor necesidad de intervención.


Una de las primeras será la propia capital del municipio porque el regidor considera que se merece un plan de modernización y ennoblecimiento de todo el centro de la localidad.


La intervención afectará a las calles que rodean el consistorio; es decir, Constitución, José Ramallo, Viouteiro y la rúa do Concello, que concentrará la mayor superficie de la obra, que se hará sobre un espacio de 350 metros.
“El principal objetivo es lograr una estética y unos servicios acordes con las necesidades de los vecinos y con la presencia de la casa consistorial y la iglesia de San Esteban”, apunta Rioboo.


El asfalto se cambiará por hormigón y las aceras serán de adoquín. Por su parte, los pasos de peatones tendrán un tratamiento especial en granito.
Finalidades 


Las mismas fuentes añaden que la mejora de la seguridad vial será otra de las principales finalidades. Se crearán siete nuevos pasos de peatones en el entorno, pasando de los cuatro actuales a once.


“Pretendemos que las personas sean las protagonistas de este tipo de humanizaciones”, señala el primer edil.


A nivel de servicios, se reorganizará el aparcamiento situado delante del templo religioso, reservando una plaza para personas con movilidad reducida. También se ampliará la parada de bus, para propiciar el acceso a vehículos más grandes sin interferencias con la circulación.


Por todo el entorno se instalarán papeleras y diversas jardineras. Se colocarán también un banco de granito en los accesos al edificio consistorial.


El propio regidor aprovechó un encuentro con el presidente provincial, Valentín González Formoso, para presentarle el proyecto, ya que se llevará a cabo en un vía de la Diputación.


Fonteculler 

El Gobierno local asegura que se trata de una actuación de calado la que se llevará a cabo en Tarrío, que cambiará su fisonomía de manera total. 
“Será una revolución urbana para un núcleo muy importante y vivo que se lo merece”, apostilla el alcalde cullerdense.


El proyecto de mejora de Tarrío viene a sumarse al que ya se está llevando a cabo en las calles interiores de los núcleos de Fonteculler y O Portazgo.
En concreto, la intervención se centra en el entorno de la plaza de Castelao. Se están reparando las baldosas dañadas, que debido a su estado presentan desniveles muy importantes.


La calzada se renovará por completo y se instalará una nueva red de recogida de pluviales para asegurar su respuesta durante las épocas de lluvia.


También se pintarán las barandillas de las pistas deportivas y se eliminarán los bolardos de las aceras, colocando jardineras en su lugar, que proporcionarán una mejor imagen.


Los trabajos ya se iniciaron y el grueso de la actuación está previsto que esté ejecutada antes de final de año.

Culleredo solicita a la Diputación que colabore en el proyecto de mejora del entorno de la casa consistorial