El turismo no remonta ni en agosto al caer un 76% las entradas de extranjeros

Un turista camina por la terminal T4 del aeropuerto de Barajas en Madrid | efe
|

El turismo extranjero mantuvo en agosto la misma tónica de fuertes descensos de julio, con caídas del 76 % en las entradas (hasta 2,4 millones de personas) y del 79 % en el gasto (a 2.457 millones de euros) como consecuencia de la pandemia del Covid-19 y de la intensificación de las restricciones de viaje hacia España.  

Las cifras totales de llegadas de turistas extranjeros en agosto están incluso algo por debajo de las de julio (2,5 millones) y el gasto quedó prácticamente igual. En julio las entradas habían caído el 75 % y el gasto, el 79,5 %.

Aunque algunos indicadores del sector, como las noches consumidas en hoteles, apartamentos, cámpines y casas rurales apuntaban una cierta recuperación, los datos de Frontur y Egatur que ayer difundió el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman que el turismo extranjero apenas se mueve.

El número de turistas internacionales que vinieron a España en agosto cayó un 76%, hasta 2,44 millones (10,1 millones el año pasado), con el consiguiente recorte del gasto, que bajó de 11.765 millones de euros a 2.457 millones, el 79 por ciento menos.

Los datos de entradas de turistas y gasto acumulados son también pobres: entre enero y agosto últimos viajaron a España 15,7 millones de personas a pasar las vacaciones (58,2 millones hace un año), y el gasto sumó 16.747 millones, frente a los 63.899 millones anteriores (-73,8%).  

Entre los grandes emisores, los descensos más significativos se los anotó el turismo británico, que de 2,18 millones de llegadas en agosto del año pasado disminuyó a 256.528 seguido de Alemania, con 298.217 entradas (1,12 millones en agosto de 2019).

En los ocho primeros meses del año, los turistas británicos sumaron 2,6 millones (un 78,9 % menos) y los alemanes, 2,1 millones (73 % menos).  

Con esas caídas, Francia se colocó como primer emisor de turistas hacia España, por delante de Reino Unido, el campeón tradicional. En agosto viajaron a España 863.665 millones de turistas franceses (un 57,2 % de descenso sobre el mismo mes del año pasado) y en lo que va de año casi 2,9 millones (64,7 % menos).

 

Caídas del 80% en Cataluña

Por su parte, Cataluña fue el destino principal de los turistas en agosto, adonde llegaron 459.271 personas (más de la mitad, franceses), un 80,6 % menos que los 2,4 millones de un año antes.

Le siguen Baleares, que pasó de 2,3 millones hace un año a 453.794 entradas (80 % menos), de los que casi un tercio eran alemanes, y la Comunidad Valenciana, con 430.092 turistas y una disminución anual del 66,2 %.

En los ocho primeros meses de 2020 las comunidades que más turistas recibieron fueron Cataluña (3,2 millones, 10 millones menos), Canarias (casi 3,2 millones este año frente a 8,7 millones) y Andalucía (con cerca de 2,3 millones, un 72,6 % inferior).

Los aeropuertos siguen siendo la principal vía de acceso de turismo extranjero, con cerca de 1,4 millones de entradas en agosto y 11,8 millones en los ocho primeros meses del año (frente a 47,5 millones en ese periodo de 2019). Las entradas por carretera se redujeron a un tercio.

El número de turistas que utilizaron hoteles en agosto descendió el 82 % y los que alquilaron vivienda, el 70,9 %. Bajaron incluso, el 50 %, los que venían a sus propias casas. La duración media de la estancia fue de 8,7 días.

Además, el gasto por turista bajó un 13,1 %, hasta los 1.006 euros en agosto.

El turismo no remonta ni en agosto al caer un 76% las entradas de extranjeros