Natxo: “He tenido que picar mucha piedra para llegar aquí”

El nuevo preparador deportivista está ilusionado con el proyecto que asume | javier alborés
|

Diez minutos con Natxo González acabaron por convencer a Carmelo del Pozo de que estaba ante el técnico que debía sentarse en el banquillo del Deportivo para afrontar el reto del ascenso. El técnico vitoriano había accedido a escuchar al conjunto blanquiazul desde el primer flirteo. Ni siquiera la posibilidad de entrenar en Primera División al Zaragoza frenó su ímpetu. Estaba decidido a coger las riendas del Depor.
Sonriente, ilusionado, convencido de haber obrado correctamente en las últimas semanas de su etapa en el Zaragoza. Así se presentó el nuevo preparador blanquiazul en la cervecería de Estrella Galicia en Cuatro Caminos.

1 Un paso adelante
“Para mí es un orgullo poder formar parte de este proyecto, de un club con la historia del Deportivo. Estoy muy ilusionado, entiendo que es un paso más en mi evolución como entrenador. Uno nunca deja de formarse y aprender y estoy satisfecho de poder llegar hasta aquí después de mucho trabajo”, declaró.
Alavés, Reus y Zaragoza fueron algunas de sus paradas antes de desembarcar en el Deportivo. “Soy una persona que he tenido que picar mucha piedra para poder llegar aquí. Mi base es el esfuerzo, el compromiso y la profesionalidad. Eso traducido en resultados porque, si no, es difícil”, dijo.
Del Deportivo afirmó que es un “gran club”. Por eso no dudó: “En el momento en que un club como el Depor muestra ese interés, uno tiene que valorarlo. A partir de ahí, por diferentes motivos, me decidí, pero sobre todo el principal motivo es que creo que es un paso adelante, un salto cualitativo en mi progresión”.
“Creo que es lo mejor para mi futuro y por eso decido dar este paso”, arguyó el nuevo preparador blanquiazul.
Aseguró también que “estaría igualmente en el Deportivo” aunque hubiera ascendido con el Zaragoza.

2 El objetivo
Establece puntos intermedios en el camino que le espera esta temporada en el Deportivo con el objetivo del ascenso, una meta que tiene en mente pero con la que prefiere no obsesionarse.
“No me gusta hablar de objetivos a tan largo plazo. Todos sabemos cual es el objetivo final pero lo importante es el camino para llegar a él. Me centro en objetivos parciales. Es un camino de mucha dificultad, en el que nos vamos a encontrar muchos obstáculos y hay que estar bien preparados para rodearlos”, explicó.
Apuntó que su intención en todo caso es “llegar al final de temporada estando entre los mejores para poder subir a Primera”, objetivo de otros 14 o 15 equipos.

3 Idea de juego
“Por supuesto que tengo una pero siempre de alguna forma tengo que hablarlo con el equipo. Tengo una idea pero tengo que demostrar que puede ser la correcta y que el grupo confíe en ella. No soy un entrenador cerrado solamente a un tipo de juego. Los equipos que aspiran a objetivos ambiciosos cuantos más registros dominen, mejor”, indicó sobre su propuesta.
Añadió que su propósito es “tener el balón”, pero también saber jugar sin él. “Si tenemos un mal día hay que correr sin el balón. Tenemos que ser sólidos, solidarios, con compromiso en el esfuerzo y dominar los máximos registros posibles”, manifestó.

4 La plantilla y su cuerpo técnico
Quiere tener “los mejores posibles en cada demarcación”, pero lo deja en manos de Carmelo del Pozo. El objetivo es que sea “lo más competitiva posible, que haya competencia en los puestos, porque eso va a ser bueno en una liga tan larga”.
Sobre las contrataciones ya realizadas (Dubarbier y Dani Giménez) dijo que le parecen “fantásticas”, aunque matizó que no podría “decir lo contrario”.
“La verdad es que en el momento que decido dar el paso hay un diálogo continuo y cada movimiento que se hace vamos de la mano”, explicó.
De su equipo de trabajo, indicó que todavía no ha firmado su segundo, Bernardo Tapia. No concretó quién será su preparador de porteros. A su lado, el director deportivo explicó que su idea es que Manu Sotelo siga en otra función.

5 Cantera
No le temblará el pulso, aunque por ahora desconoce cómo vienen los de abajo. “He salido de la base, el año pasado subieron cuatro chicos del filial que han jugado muchos minutos. No conozco todavía el estado del fútbol base del Deportivo. Probablemente subiré alguno en pretemporada. No se me caen los anillos. Si alguno está preparado para el primer equipo jugará. Los nombres son importantes, pero tienen que ir acompañados de rendimiento”, expuso.

6 La categoría
Al Deportivo le espera una de las temporadas más “complicadas” en Segunda. “No hay más que ver los clubes que hay, la historia que tienen. De los que descendieron en Primera el año pasado ninguno ha vuelto a ascender, dos se quedaron fuera del playoff, y junta eso con los descendidos de este año. Todos te van a hablar de ascenso, de estar en los mejores. Es una guerra con muchas batallas que hay que ir ganando. Hay que tener fortaleza, contamos con jugadores que conocen perfectamente la categoría como Bergantiños. Hay que tener paciencia en los momentos delicados; es un maratón de muchos kilómetros y en momentos de desfallecimiento tienes que levantarte”, avisó.

Natxo: “He tenido que picar mucha piedra para llegar aquí”