Sánchez apela al diálogo “sereno y sensato” para cohesionar dentro de la ley

Sánchez acaricia a un perro guía en el 80 aniversario de la ONCE | f. alvarado (efe)
|

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recalcó ayer que ningún problema real de las sociedades se resuelve desde la crispación y el conflicto y apeló al diálogo “sereno y sensato” para construir “entre todos” la cohesión de España dentro de la legalidad, en una referencia velada a la actual situación en Cataluña.
Sánchez hizo esta afirmación durante su intervención en el acto de conmemoración del 80 aniversario de la ONCE, que reunió en Madrid a 5.000 miembros del grupo social.
El jefe del Ejecutivo dijo compartir con la ONCE su objetivo de lograr la cohesión e insistió en que es algo que se debe “construir y trabajar” entre todos.
Así, destacó que la mejor herramienta para cohesionar cualquier sociedad es la fraternidad y la solidaridad e incidió en que, tras años de crisis económica y social, el Gobierno pretende aprobar los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.
Unos presupuestos, subrayó, que van a luchar contra las dos principales lacras y desafíos que, a su juicio, tiene la sociedad: la precariedad laboral y la exclusión social, porque sus grandes objetivos son consolidad el crecimiento económico y la creación de empleo.
Por su parte, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, aseguró ayer que el Ejecutivo catalán “no se cierra a ningún formato” para reunirse con el Gobierno en Barcelona y que en este encuentro no debería haber “líneas rojas” y que “se debería poder hablar de todo”.
En una entrevista en RAC1, Artadi consideró también que, si finalmente no se celebra esta reunión bilateral, “querrá decir que el gobierno español no tiene voluntad de diálogo”.

“Presidente-presidente”
El Gobierno ha ofrecido a la Generalitat un encuentro con “formato presidente-presidente”, y no una cumbre, como única opción con motivo de la celebración del Consejo de Ministros el día 21 en Barcelona, según la decisión que ha tomado el propio Sánchez y confirmaron a Efe fuentes de Moncloa.
De esta manera, se rechazaba el planteamiento de la Generalitat de que el encuentro entre el presidente Pedro Sánchez y el presidente catalán, Quim Torra, incluyera la participación del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y de la consellera Elsa Artadi, y sus homólogos del Gobierno.
En cambio, según dijo ayer la consellera, en el Govern no se cierran “a ningún formato de reunión” y aún están “trabajando” en este punto. Elsa Artadi aseveró que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya había ofrecido a Pedro Sánchez reunirse en Barcelona con anterioridad y advirtió de que “no se puede abrir el diálogo con líneas rojas. Se debería poder hablar de todo”. No obstante, Artadi consideró que en este momento “es un poco precipitado hablar de los presupuestos”, y añadió que para ellos “lo que ahora es importante es resolver la situación política”.
La portavoz señaló también que “una reunión protocolaria no tiene sentido” y pidió entrar en contenido y dejar de obviar que hace falta una solución política para Cataluña. En este sentido, pidió un ejercicio de responsabilidad a Sánchez, ya que “él decidió hacer un paso adelante hace seis meses, echar al gobierno de Mariano Rajoy y asumir él la responsabilidad de ser el presidente del gobierno español”, lo que, según ella, va con todas las consecuencias. Además, explicó que aún no han hablado sobre dónde podría ser la reunión entre el Govern y el Gobierno porque han empezado ahora discutir qué formato debería tener y qué se podría tratar.
Respecto a las protestas que preparan grupos independentistas el 21-D por la celebración del Consejo de Ministros, la consellera recordó que el Govern tiene la responsabilidad de mantener el orden público, aunque precisó que también entienden “que haya gente que lo vea como una provocación”. De todos modos, Artadi incidió en que “no puede ser que un movimiento sólido y cívico caiga en provocaciones” que no desean y avisó de que “alguien del otro lado sí que lo desea”. 
Por otra parte, la portavoz señaló que si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “cree que el único reto que tiene España es sobre el paro y sobre la economía, que son temas muy importantes, claramente no está abriendo los ojos” En declaraciones a Catalunya Rádio recogidas por Europa Press, argumentó que si la economía y el paro “fuesen los únicos temas que existen, el tema central de las elecciones andaluzas no hubiera sido Cataluña”. l

Sánchez apela al diálogo “sereno y sensato” para cohesionar dentro de la ley