Andrés Lacasa | “Nosotros no dejamos de dar conciertos, haya o no haya elecciones, esta es una institución apolítica”

OSG 200211-05_17404283
|

El consorcio para la promoción de la música de A Coruña, y por tanto la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) no viven precisamente sus mejores tiempos, con unos presupuestos insuficientes, acusaciones entre instituciones por incumplimientos de convenios y un auditorio que no hace justicia a la formación. Así lo explican el gerente del consorcio, Andrés Lacasa, y el director de la OSG, Dima Slobodeniouk, que continúan trabajando como si tuvieran el mejor de los presupuestos.  

¿Qué valoración hacen de los presupuestos que se aprobaron hace unos días? 

Andrés Lacasa: Como llevamos diciendo estos últimos años, es muy importante que si queremos que la OSG siga manteniendo el nivel de excelencia, siga promocionando su calidad, tanto dentro como fuera de Galicia, sigamos manteniendo las agrupaciones infantiles, nuestro coro, y tener una programación de gran nivel, es muy importante que los presupuestos mejoren en los próximos años. Lo fundamental es que, entre todos, decidamos que es lo que queremos que el proyecto sea dentro de cinco o seis años. Dima y yo trabajamos a largo plazo, para traer a los mejores artistas, para hacer giras... y la incertidumbre económica frena mucho las posibilidades de planificar.

Dima Slobodeniouk: Dos o tres años por delante tenemos que poder planear. Un mercado de música clásica funciona así, a dos, tres años vista, tenemos que saber que podemos hacer.
 
¿Y cómo afecta la incertidumbre a esa planificación a medio plazo? 

D.S: Muchas veces no sabemos lo que tenemos en seis meses, o mañana (risas).

A.L:  Nosotros somos muy cautos, porque además, lo que es irrenunciable es la calidad, todo lo que hacemos, independientemente del presupuesto, e independientemente del Palacio, nosotros trabajamos con mucha ambición y sin renunciar a ofrecer los mejores conciertos.

D.S: Y calidad no es directamente dinero, pero para poder funcionar con normalidad tienes que tener un espacio para programar y hacer las cosas diferentes y por eso hay que poder planear con mucho tiempo.

El Ayuntamiento decía que la Xunta le debe al Consorcio unos cinco millones y el Ejecutivo autonómico lo negaba hace unos días. 

A.L: Nosotros, insisto, el que haya o no haya deuda, el convenio... yo creo que es una asunto que se tiene que dirimir entre el Ayuntamiento y la Xunta. Dima y yo trabajamos con el presupuesto que tenemos. Nos gustaría que fuese mucho mayor. Necesitamos, y estamos convencidos de que tiene que mejorar, del mismo modo que el Palacio de la Ópera. Son dos asuntos que se tienen que solucionar si queremos que el proyecto sea el proyecto sobre el que se ha fundamentado el consorcio, que es una orquesta de gran nivel, un proyecto social muy importante y una cantera de jóvenes músicos muy importantes. Y para eso el presupuesto tiene que mejorar.

D.S: Es como una marca de la casa de A Coruña, de Galicia.

Lo fundamental es que, entre todos, decidamos que es lo que queremos que el proyecto sea dentro de cinco o seis años. Dima y yo trabajamos a largo plazo para hacer las giras

La pasada semana, el director xeral de Políticas Culturais, Anxo Lorenzo, hablaba de la posibilidad de la financiación privada. ¿La han contemplado?

A.L: Siempre. Además, el Ayuntamiento siempre está buscando fórmulas para atraer a nuevos patrocinadores, tenemos ya una base importante de patrocinios. Hemos mejorado los ingresos de taquilla, está mejorando la asistencia, ha mejorado también el valor de la orquesta, a través del canal de YouTube, que el año pasado tuvo nueve millones de visitas. Estoy convencido de que eso está generando valor, que, con los años creo que también reportará, beneficios económicos. Pero hay que recordar que esto es un proyecto público y que, por lo tanto, hay una parte importante que viene de las administraciones públicas.

¿Esperaban que el canal de Youtube tuviera tanto éxito? 

A.L: Para que Youtube funcione tienen que juntarse tres aspectos importantes: una orquesta muy buena que hace conciertos en directo a un nivel altísimo, un muy buen productor o realizador y un buen ingeniero de sonido. Esas tres cosas las tenemos. Empezamos poco a poco, al principio, Dima te lo puede decir, los artistas con las grabaciones tienen mucho cuidado, porque quieren asegurarse de que lo que aparece es de un nivel muy alto. Es una inversión. Pero volvemos a lo mismo, ¿es prioritario grabar? Pues sí, viendo los resultados, eso también es una forma de vender Galicia por el mundo entero. 

¿Cómo está afectando la incertidumbre y la falta de presupuesto a todo el ecosistema de la OSG? 

A.L: Hemos tenido que reducir uno de los encuentros de la orquesta joven, en lugar de tres, solo habrá dos. Tenemos que descartar algunos proyectos, tanto de los coros, como de las orquestas infantiles. Pero, a pesar de todo, seguimos trabajando día a día para mantener unos mínimos.

¿Algún músico, al ver la situación, se ha planteado marcharse? 

A.L: Hay mucha movilidad entre las sinfónicas, es bueno que haya movilidad. Que un músico esté aquí unos años y decida irse a otro sitio, es algo que forma parte de lo normal. Sí que es cierto que, para atraer a los mejores músicos y para poder tener a los mejores, tenemos que poder ofrecerles unas condiciones atractivas, competitivas y una buena programación, sobre todo la programación. Los grandes músicos, todos los artistas que forman parte de este proyecto tienen que estar motivados, una orquesta motivada, motiva también al público.

Poniéndonos en el peor de los casos y esta situación empeorara, ¿la OSG seguiría siendo viable? 

A.L: Prefiero ni planteármelo. 

D.S: No es una opción.

A.L: Nosotros queremos mejorar, queremos seguir creciendo, seguir siendo una orquesta relevante, que las agrupaciones infantiles tengan una larga vida, van a cumplir diez años, es que no nos lo planteamos...

D.S: Si la instancia más alta de Galicia no cumple las condiciones del contrato, es imposible, es... bufff... muy raro.

El convenio es un asunto que se tiene que dirimir entre el Ayuntamiento y la Xunta. Nosotros trabajamos con el presupuesto que tenemos. Pero nos gustaría que fuese mayor

Comentaba que el público respondía bien, ¿somos conscientes en la ciudad y en Galicia de lo que tenemos con la OSG? 

A.L: Totalmente. De hecho el público crece en A Coruña, crece también en otras ciudades. Tenemos una relación fantástica con las sociedades filarmónicas de Ferrol, Vigo, Lugo, Pontevedra... Es muy importante también que, este curso contamos con la colaboración del Conservatorio Superior de Música de A Coruña, que, como tenemos problema con el Palacio de la Ópera, nos han cedido espacios, y gracias a ellos, las agrupaciones infantiles pueden seguir funcionando.

¿Qué diferencias ve en el consorcio comparándolo con el momento en el que asumió la gerencia?

A.L: Me he tenido que adaptar a las circunstancias, y Dima desde que llegó también, no es nuevo. Tuvimos que dejar de hacer ópera, hemos tenido que descartar giras internacionales... pero insisto que, a pesar de todo, todos los que estamos aquí dentro trabajamos como si tuviésemos el mejor presupuesto de España y la mejor sala de Europa y nuestra exigencia y motivación es muy alta.

¿De cara a ese futuro que plantean, tienen fijado ya algún proyecto? 

A.L: Estamos expectantes para ver qué será viable y cómo será viable. Pero trabajo, ilusión, ganas y ambición, a los cien trabajadores que estamos en el consorcio, no nos falta, pero lo que no vamos es a hacer cosas si no tenemos asegurada la financiación necesaria.

Y el anuncio de esta semana del presidente de la Xunta de convocar elecciones autonómicas, ¿afectará a las reuniones que se tengan que producir entre instituciones? 

A.L: No debería. Yo creo que la orquesta tiene que estar fuera de lo político. Nosotros no dejamos de hacer conciertos, haya o no haya elecciones o gobierne quien gobierne, esto es una institución apolítica. No debería, pero bueno, nosotros estamos aquí para hacer nuestro trabajo lo mejor que podamos.

Dima Slobodeniouk | “Entre las instituciones musicales de Galicia hay una sensación de equipo”

El consorcio no es solo la OSG, es todo un ecosistema con varias formaciones musicales para niños y jóvenes, coros, formación, un auditorio e incluso un canal de Youtube. Además, y cuando a veces las cosas se ponen complicadas, tienen apoyos externos.

Otras instituciones les están ofreciendo su apoyo. 

A.L: El apoyo es absoluto, constante y a todos los niveles. No hay que olvidar que, con la labor de creación de cantera, hay mucha gente vinculada, directa o indirectamente con la OSG. Todo el mundo conoce a alguien que conoce a alguien que está tocando en las orquestas de los niños, en los coros... la imbricación social del proyecto, en toda Galicia y fuera de ella, no hace más que crecer.

D.S: Entre las instituciones musicales de Galicia hay una sensación de equipo. 
  
¿Cuáles son los problemas que tiene el auditorio? 

D.S: Hay muchos problemas. Para mantener los instrumentos, se oxidan. Por ejemplo, las campanas tubulares están en un estado...

Enseñar a los niños a escuchar, a tocar en grupo, es algo importante, porque les estamos aportando cosas que les van a ayudar en otros ámbitos

¿No tienen donde guardar los instrumentos? 

A.L: Hay tal nivel de humedad y problemas de temperatura que, cualquier instrumento que se deje aquí, en la zona de los almacenes, se deteriora a un nivel elevadísimo.

D.S: El escenario y la roca de fuera están separados por algo tan fino como un plástico, hay agua ahí, es como estar al lado de una fuente.

¿Y cual sería la solución, marcharse o la reforma? 

A.L: Hay soluciones, muchas soluciones. Hay que hacer un plan, del mismo modo que te decía que había que hacer un plan económico a varios años vista, hay que hacer un plan con el auditorio. Estoy seguro de que hay soluciones en conjunto, las peleas nunca son buenas. A todos nos interesa que el Palacio esté en buen estado, a la concesionaria, a nosotros como cliente... ganamos todos. Por eso hay que hablar con todos los interesados. No vamos a solucionar las cosas en dos o tres meses, pero hay que hacer un plan a medio plazo.

Comentaba que se celebraba el décimo aniversario de la orquesta de niños, ¿cómo valoran ese proyecto? 

D.S: Justo estábamos hablando de esto.

A.L: Es otra de las joyas de la institución. El resultado que está dando es incalculable, la cantera que se está creando, el poder tener a niños de 6 o 7 años vinculados a una orquesta profesional de este calibre es único. Ahora hay más orquestas en España que están intentando replicar el proyecto. Pero lo más importante es el ser conscientes de lo importante que es la cultura para la sociedad. No hay ética sin estética. El enseñar a los niños a escuchar, a tocar en grupo... que es algo tan importante, que trasciende, porque yo creo que les estamos aportando otras cosas que les van a ayudar fuera del ámbito de la música.
 
Me comentaba hace un tiempo el director de orquesta Víctor Pablo que nunca había visto un proyecto como este en ningún otro sitio. 

D.S: Yo tampoco.

A.L: Con todo, tan bien estructurado, tan bien planificado, yo creo que no hay ninguna. De todos modos, no se trata de que sólo exista en A Coruña, estoy seguro de que muchas otras orquestas acabarán creando este tipo de instituciones. Tiene que ser motivo de orgullo para la ciudad y para Galicia el tener semejante cantera.

Andrés Lacasa | “Nosotros no dejamos de dar conciertos, haya o no haya elecciones, esta es una institución apolítica”