La Policía Nacional constata un descenso en los hurtos de un 4% por primera vez en años

|

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-9f06a041

  abel peña > a coruña

  En medio del pesimismo colectivo provocado por el goteo de malas noticias, tanto políticas como económicas, la Policía Nacional muestra una satisfacción discordante. La Jefatura Superior ha estado echando cuentas y ha constatado un descenso del 4% los hurtos en lo que va de año, lo que supone un cambio sorprendente en la tendencia con respecto a anteriores años, en los que los hurtos eran prácticamente el único delito que subía en A Coruña, pero lo hacía a un ritmo bastante acelerado. “Lo cierto es que estos últimos meses ha ido todo muy bien, y si todo sigue como hasta ahora, este mes lo cerraremos aún mejor”, apuntaron las mismas fuentes.
En cuanto a las razones de este descenso, no están claras. En realidad, la Policía Nacional hubiera esperado que se incrementaran los pequeños robos a medida que crecía el número de grandes superficies comerciales en la ciudad: “Es algo normal, a más comercios, más robos, no puedes tener lo uno sin lo otro”. Ya desde 2009, la Policía Nacional venía notando un incremento del 6% precisamente en estos emporios.
La estadística podría haber empeorado con al apertura del que pasa por ser el más grande centro comercial de España, Marineda City, pero en cambio, no ha sido así. Algunas fuentes lo achacan a la mejora en las medidas de seguridad privada, dado que los centros comerciales pueden permitirse una vigilancia lejos del alcance del pequeño comercio, así como a una mayor cooperación entre los vigilantes y la Policía.

Anomalía > Otras opiniones achacan la mejoría, en cambio, a una simple anomalía estadística.
“Esto es normal: cuando sube tanto como lo ha hecho en los últimos años, lo normal es que la gráfica experimente un descenso”, señalaron las mismas fuentes.
En todo caso, el dato ofrece un respiro a la provincia coruñesa, que fue la que reflejó una mayor tasa de criminalidad el año pasado. La Subdelegación del Gobierno había dado a conocer en abril  las estadísticas oficiales sobre criminalidad en la provincia durante 2010 y en ellas se ponía de manifiesto el  fuerte aumento en los delitos de hurto, que crecían hasta en 8,3%. De manera que el descenso que han registrado en la Jefatura Superior todavía no pondrían a la ciudad en los niveles de 2009, aunque contribuirá a hacer descender la tasa de criminalidad, que a nivel provincial era de 28,3.
Todo ello hacía que la tasa de criminalidad (el número de delitos y faltas por cada mil habitantes) sea de 28,3 a nivel provincial, mientras que la de Galicia es 26,2. También subieron las faltas de lesiones y de hurtos (un 5 y un 12%, respectivamente). Fue una situación con la que Miguel Cortizo tuvo se encontró nada más ocupar su actual cargo de delegado del Gobierno. De hecho, su primera comparecencia como tal consistió en reconocer un aumento, por segundo año consecutivo, la mayoría de ellos precisamente delitos de hurto (de más de 400 euros) que habían subido un 10% .
Fuentes policiales advirtieron, sin embargo, que el año aún está mediado, de manera que el descenso en los robos podría ser temporal y la curva de la gráfica podría volver a alzarse.
Un ejemplo de ello fue el pasado año: entonces el subdelegado del Gobierno, José Manuel Pose, acudió en noviembre a la reunión anual con las asociaciones de vecinos y comerciantes en Lonzas para anunciar que los delitos en general había bajado en la ciudad alrededor de un 2,4%.
Al final, las cuentas con las que se cerró el año no fueron tan positivas. Aunque la Subdelegación sólo da a conocer los datos generales de la provincia sin pormenorizar los que incumben a cada ciudad, lo cierto es que fuentes oficinas señalan que el delito no descendió en ninguna de las ciudades de la provincia. “Tampoco es que aumentara demasiado –señalaron–. De hecho, podríamos decir que se estancó”. Eso dejaría el incremento de la inseguridad que el público percibió el último año en las zonas rurales. De hecho, el área metropolitana de A Coruña sufrió una ola de delitos.
Sin embargo, en la Policía reconocen que la gran mayoría de los hurtos siguen dándose en ciudades como A Coruña.


 

La Policía Nacional constata un descenso en los hurtos de un 4% por primera vez en años