Villares avala la labor de Lídia Senra como eurodiputada pese a rechazar su posición sobre las vacunas

El líder de En Marea, Luís Villares | xoán rey (efe)
|

El portavoz de En Marea, Luís Villares, elogió ayer la labor de Lídia Senra en la Eurocámara y, tras reiterar su “discrepancia” con ella en lo relativo a la “seguridad” de las vacunas, lo que sostuvo es que “si alguien debe dimitir por un tema sanitario es el conselleiro” del ramo, Jesús Vázquez Almuiña, por una reforma del sistema que calificó de “atentado contra la salud de los gallegos”.
Preguntado en rueda de prensa sobre la iniciativa de la eurodiputada en contra de la obligatoriedad de las vacunas, Villares opinó que no está “inhabilitada” para seguir defendiendo la línea política de En Marea en las instituciones comunitarias pese a esa “discrepancia” y al hecho de que ella misma decidiese desvincularse de la coalición de Podemos, Izquierda Unida y Anova.
En concreto, quien fuera secretaria xeral del Sindicato Labrego Galego concurrió a las elecciones a la Eurocámara por Alternativa Galega de Esquerda y actualmente se cuenta entre los no adscritos del macrogrupo de la Izquierda Unitaria Europea.
Según Villares, el hecho de que “no represente” la línea política de la formación rupturista en un asunto “concreto” como el de las vacunas no la invalida para mantener su escaño, máxime cuando “no existe relación orgánica” entre ambas fuerzas. A partir de ahí, agradeció la “colaboración cordial” que mantienen, hasta el punto de que tuvo ocasión de entrevistarse con ella en su reciente visita a Bruselas.

Defensa de sectores básicos
Dicho esto, el magistrado en excedencia puso en valor la labor de la exsindicalista en defensa de los intereses de distintos sectores importantes para Galicia, como el lácteo y el pesquero, al igual que otros “aliados estratégicos” en el Parlamento europeo, como son Izquierda Unida y Podemos. “Y espero que la pueda seguir haciendo”, resolvió.
A renglón seguido, Luís Villares recalcó que “si alguien debe dimitir” por asuntos relacionados con la sanidad es el conselleiro; o bien los dos altos cargos del Sergas que están siendo investigados por prevaricación y homicidio imprudente a raíz del fallecimiento de ocho enfermos de hepatitis C que aguardaban su tratamiento. Al hilo de ello, cuestionó que mantengan “altas responsabilidades” mientras se analiza si denegaron o retrasaron el tratamiento de estos enfermos “no por motivos médicos, sino económicos”.
Adicionalmente, justificó la petición de dimisión de Vázquez Almuiña en el “ataque al derecho a la salud” de los gallegos que perpetró “con nocturnidad y alevosía” aprovechando el puente. En concreto, el Consello de la Xunta aprobó el jueves –para su remisión posterior al Parlamento de Galicia– la reforma de la ley gallega de salud que reduce a siete las áreas sanitarias y crea catorce distritos.

Villares avala la labor de Lídia Senra como eurodiputada pese a rechazar su posición sobre las vacunas