La Xunta cambia la pieza de la caldera y el CEIP de Sigrás vuelve a la actividad

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-12-018-e2e31bad
|

La pieza llegó al fin y la caldera del CEIP Torrente Ballester de Sigrás, en el término municipal de Cambre, volvió a funcionar, por lo que la normalidad se impuso de nuevo en este centro de enseñanza después de un inicio de semana convulso.
El arreglo se logró en la noche del martes al miércoles, concretamente a medianoche, según palabras del conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, quien aseguró que este fallo “non foi doado” de resolver porque la famosa pieza que hacía falta venía de fuera de Galicia.
Asimismo, el representante del Gobierno autonómico destacó el “esforzo extra” del personal de mantenimiento a la hora de reparar una instalación más necesaria que nunca en los meses de invierno.
Además, el hecho de que el pasado viernes –la avería se notificó a las 14.30 horas del jueves por parte del centro al consistorio– fuera festivo, ha prolongado todavía más el proceso, lo que hizo que el lunes no funcionara aún la calefacción y que el martes, en una decisión consensuada tanto por docentes como por los padres de los alumnos de Primaria e Infantil, se suspendieran las clases antes de que los niños y los profesores pudieran enfermar por esta anomalía en el sistema de calefacción.
No obstante, una vez que llegó la pieza del quemador que se había solicitado y con la Xunta al frente del problema, se logró una solución que, no obstante, tiene carácter temporal, ya que tal y como anunció el Ayuntamiento el día en que se suspendieron las clases, el Ejecutivo autonómico cambiará la caldera entera durante el período navideño para no interrumpir el normal funcionamiento del colegio.

ayuntamiento
Por parte del Ayuntamiento, la concejala de Educación, María Jesús González Roel, aseguró que se trataba de la primera vez que ocurría algo “tan grave” en el colegio Torrente Ballester, en Sigrás.
En este sentido, la edil manifestó que confiaba en que esta situación no se vuelva a producir, de ahí que se vaya a cambiar la instalación.
Asimismo, justificó el proceder del gobierno local asegurando que el mismo jueves trataron  de ponerse en contacto con la empresa de mantenimiento, “pero no fue posible que se desplazaran hasta el centro, por lo que lo hicieron a primera hora del lunes”, cuando localizaron el problema. Se puso en marcha durante unas horas, pero esa misma noche se volvió a apagar y dejó de funcionar.

La Xunta cambia la pieza de la caldera y el CEIP de Sigrás vuelve a la actividad