Una niña de nueve años se inmola en una comisaría de Damasco

Unos niños esperan dentro de un coche a ser evacuados de la parte este de Alepo REUTERS/Abdalrhman Ismail
|

Una niña de unos nueve años se inmoló ayer en la comisaría del barrio de Midan, en la capital siria, Damasco. La televisión mostró imágenes borrosas de lo que parecía la cabeza de una menor en una manta y escenas de destrucción en el interior de la comisaría. Un testigo en la zona de la explosión contó que una niña entró en la comisaría y, tras pedir ir al baño, se inmoló.
Por su parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos indicó que el atentado habría dejado víctimas, pero al cierre de esta edición no había una cifra.
Una fuente policial señaló que, de acuerdo con las primeras informaciones, hubo “heridos graves” pero no muertos.
El atentado se produjo mientras el proceso de evacuación de civiles y rebeldes en el este de Alepo estaba suspendido, en medio de acusaciones mutuas del Gobierno sirio y los rebeldes de haber violado los términos del acuerdo alcanzado el miércoles. La cadena de televisión siria Al Ijbariya denunció que los rebeldes han intentado coger prisioneros en la evacuación.
Un testigo dijo que había escuchado al menos cuatro explosiones cuando varios autobuses se disponían a salir del punto de evacuación. La cadena de televisión siria Al Ijbariya informó de que la evacuación se había suspendido por bombardeos en un barrio de Alepo.
“Grupos terroristas en Alepo bombardearon el barrio de Ramusa”, indicó. Un reportero de la cadena de televisión siria aseguró que “los terroristas violaron el acuerdo e intentaron tomar rehenes”. Por su parte, la agencia oficial SANA dijo que los rebeldes habían roto el acuerdo e intentaron sacar armamento pesado además de tomar rehenes en su salida del este de Alepo. Los rebeldes dispararon contra los autobuses y coches en los que se estaba llevando a cabo la evacuación en el paso de Ramusa.
Entretanto, la cadena de televisión Al Manar, ligada al partido milicia chií libanés Hezbolá, informó de que la evacuación había sido suspendida en parte por el fracaso en la evacuación de heridos de las localidades chiíes de Fua y Kefraya, asediadas por los rebeldes en la provincia de Idlib. Mientras, de acuerdo con la cadena Orient News, próxima a los insurgentes, las milicias iraníes que apoyan al régimen de Bashar al Asad habrían retenido a 800 personas.
Por su parte, un responsable sirio aseguró que la suspendida evacuación del este de Alepo se reanudaría una vez los heridos abandonasen las localidades chiíes de Fua y Kefraya.
Las declaraciones se produjeron después de que una fuente insurgente indicase que el Frente Fatá al Sham, antiguo Frente al Nusra, había accedido a la evacuación de heridos de Fua y Kefraya. Según dijo, dado que era el último grupo insurgente en oponerse a la evacuación, esta podría producirse ayer mismo, aunque al cierre de esta edición todavía no se había producido.

Una niña de nueve años se inmola en una comisaría de Damasco