El Festival Noroeste deja un reguero de desperdicios por la zona centro

|

La celebración del Festival Noroeste Estrella Galicia provocó un incremento de la suciedad en diversos puntos de la ciudad en los que tuvieron lugar los conciertos. Horas después de las actuaciones los espacios continuaban llenos de restos depositados por los asistentes.
Uno de los espacios más perjudicados fue la plaza de San Nicolás, en la que actuaron cuatro bandas diferentes. La imagen horas después de los conciertos, ya de madrugada, era de un lugar lleno de latas, vasos y bolsas de plástico, algunas botellas y copas de cristal, envoltorios de alimentos y otros desperdicios.
Esto provocó malestar entre los que pasaban por este lugar, que se preguntaban cómo no se había llevado a cabo una limpieza del espacio al concluir las sesiones musicales.
Fuentes municipales aseguran que “o Concello engade un reforzo a maiores para eventos destacados do verán dentro do contrato, e no que se inclúe o Festival Noroeste Estrella Galicia”.
Estas actuaciones especiales acompañan al servicio de refuerzo que se desarrolla durante el periodo estival tanto en la limpieza viaria como en la recogida de basuras en la zona de la ciudad que concentra la mayor concentración de locales de hostelería. 
Esto supone que también se incremente el número de contenedores en las calles y plazas, situación que no se produjo con motivo de los conciertos en puntos como San Nicolás.
Tampoco hubo una campaña de concienciación especial en torno al depósito de desperdicios en los lugares adecuados como realiza el Gobierno local con motivo de San Juan.

Catering 
Los funcionarios de la planta baja del Palacio de María Pita se encontraron ayer por la mañana con una sorpresa al llegar a sus puestos de trabajo. En varios puntos de esta parte del ayuntamiento había mesas con bebidas y alimentos que conformaban el catering facilitado a los artistas del festival la noche anterior.
Cerca de las once de la mañana todavía estaban en estos puntos algunos productos que habían sido consumidos totalmente o en parte como latas de refresco y botellas de alcohol. Además, también quedaba comida desde la noche anterior como empanadas, fiambres, quesos o frutos secos. Cada mesa tenía carteles indicando los nombres de los artistas o grupos, que a lo largo de jornada se cambiaron para los que actuaron ayer por la noche. l

El Festival Noroeste deja un reguero de desperdicios por la zona centro