Paco Zas: “Lo principal para mí es el fútbol, conseguir que a Riazor salte lo mejor”

Deporte Campeón-2019-05-31-008-0a3d772f
|

En el sillón presidencial de la Plaza de Pontevedra, Paco Zas anliza sus primeras horas al frente del club y las claves del Deportivo que quiere construir. 

Segundo día en la oficina, ¿qué es lo que más le ha llamado la atención?

Me divertí bastante y disfruté visitando a los equipos, a la primera plantilla, el Fabril y el femenino. Mañana (por hoy), tenemos la visita al Genuine. También hemos tenido una toma de contacto general con los ejecutivos del club, responsables deportivos... me ha dejado una grata impresión.

¿Cómo le recibió la primera plantilla?

Me recibieron en silencio y con caras de concentración. Se nota que están plenamente concentrados en lo que se nos viene ahora.

¿Percibió optimismo y compromiso?

Sí, totalmente. Cuando notas que hay esa tensión en el vestuario, que no hay bromas, que están concentrados, se palpa todo eso. 

¿Qué les ha trasladado?

Que estuviesen tranquilos en cuanto al cambio de Consejo y que den lo máximo en los últimos partidos. 

¿Usted es optimista?

Sí. El penalti ante el Mallorca tiene que significar un punto de inflexión, hacerles ver que se puede, que hasta el último minuto pueden conseguir los objetivos.

Dijo que presidir el Deportivo era un sueño para usted. ¿Cómo fue entrar en la Plaza de Pontevedra?

Sentí los recuerdos de cuando venía a estas oficinas en mi etapa como jugador y es muy gratificante entrar con otras funciones. Cada minuto que paso aquí me siento mucho mejor.

¿Siente la responsabilidad?

Por supuesto. A mí lo que me encanta es trabajar, gestionar. El trabajo en los despachos, tanto a nivel empresarial como de dirección deportiva y cantera, al final se traslada al campo. El campo es el resultado de todo el trabajo en parcelas que no se ven.

¿Qué le gustaría imprimir al equipo, futbolísticamente y en otros aspectos?

Lo que voy a tratar de inculcar tanto al personal del club como a los jugadores, que también son personal del club, es que hay que competir al máximo día a día, que  hay que dejarse todo. Al jugador se le exige compromiso y trabajo.

El tema del entrenador absolutamente depende de Carmelo

Le recibió Carmelo del Pozo en Abegondo. ¿Qué le ha transmitido el director deportivo?

Tenía información sobre su trabajo y hemos tenido unas tomas de contacto para tener la información necesaria, ver los trabajos realizados y cuál es el trabajo futuro. Someramente, porque no hemos tenido tiempo para profundizar.

¿Esa conversación le ha servido para convencerse aún más de su continuidad?

Sí, me reafirmo en que, como pensaba y me habían informado, era una persona trabajadora y metódica. 

Haya o no ascenso, esperemos que lo primero, ¿es una desventaja que quizás hasta el 23 de junio no se sepa la categoría en que va a estar?

Con eso hay que contar, no podemos lamentarnos. Está estructurado así y tenemos que jugar con las cartas que tenemos, intentar por todos los medios meternos en playoff.

Martí. ¿Si asciende, se queda por contrato?

Lo que el contrato tiene establecido, se cumplirá. 

¿Si no asciende?

Lo va a decidir la dirección deportiva que ha tenido este tiempo para observar cómo trabaja. Es un tema que no voy a tocar porque depende de la dirección deportiva absolutamente.

¿Qué papel va a tener usted, va a delegar?

En un club grande, si no delegas, estás sentenciado. Hay muchas áreas que abarcar y afición que atender. Pero en la parte deportiva quizás sea donde más centraré mis esfuerzos de control, de ver que las cosas se hacen bien, que hay trabajo de verdad, desde el primer equipo hasta el último de la cantera.

O sea, libertad para Carmelo, pero figura de control el presidente.

Aquí tiene que controlar todo el mundo, no va a haber compartimentos estancos, tiene que haber colaboración total del presidente al último entrenador. Un ejemplo: un director deportivo que trabaje al margen del entrenador es perjudicial. Por eso es fundamental la elección del entrenador. Si necesita una silla, que no le traigan una mesa.

Se ha hablado del regreso de Valerón, ¿lo veremos?

A estas alturas, desde el club no ha salido ninguna información porque no hay nada que podamos decir. Es un tema que lo entendemos como rumor, pero que no es noticia.

¿Como candidato tampoco le tocó?

Es que mi etapa de candidato ya pasó.

Me está regateando, pero usted jugaba de defensa...

Sí, pero era bastante técnico. Hacía regates a los delanteros (risas).

Otro nombre propio, Albert Gil, al que acabo de ver en la oficina, ¿han hablado?

Sí. En principio todo el mundo tiene que estar tranquilo. Lo que hay que hablar ahora y estudiar es la coordinación futura que puede haber entre los distintos departamentos. Es el principal trabajo que voy a desarrollar con Carmelo.

Carmelo tiene contrato pero Gil, no. ¿Cuenta con él o es pronto para decirlo?

Es muy pronto para decirlo. Tiene que seguir trabajando, pero teníamos información sobre él, Carmelo profundizará más, nos explicará el proyecto y la organización que tiene pensada para la cantera y, una vez que tengamos toda la información, se decidirá.

El señor Lendoiro es un mito del deportivismo; no quise minusvalorarlo

Carmelo habló de una renovación profunda de la cantera. ¿Gil tiene sitio en ella?

Ahora mismo no hay señales determinantes de que se pueda ir. Ahora mismo está dentro del organigrama y, si todo va normal, también podría tener cabida. 

¿En otro puesto quizá?

Es posible que haya una reestructuración en ese sentido. Entre todos tenemos que ver propuestas, contratos, etc. y va a ser determinante la opinión de Carmelo.

En cuanto a la cantera, ¿ya le ha transmitido a Carmelo que su prioridad es Coruña y Galicia?

Desde luego. Como dije estos días, hay una filosofía que es fundamental para nosotros, primordial, y es que si no controlamos primero lo que tenemos en Coruña y Galicia, malamente podemos controlar lo de fuera. Tenemos que crear expectativas aquí, demostrar que hay oportunidades para los que vienen por detrás. Juveniles, cadetes, infantiles tienen que ver que se pelea por el jugador de casa. Y eso se hace dando oportunidades en el primer equipo y en el Fabril.

El joven coruñés al que ha intentado amarrar es David de la Iglesia, como ha adelantado riazor.org, ¿ya lo ha atado? 

No me gusta dar nombres, nunca he dado nombres, pero estamos en ello. 

¿Le dolería que él y otros se vayan, hablo en general?

Hablando en general, por supuesto que me dolería que un jugador de aquí se fuese a otro equipo.

Hace quince días me avanzaba que están dispuestos a pagar a los padres de jugadores clave de la cantera.

Dispuestos a hacer esfuerzos y, si es necesario, económicos. No solo es pagar en billetes, se pueden hacer esfuerzos de otra forma, en estudios. Para nosotros es fundamental que se formen como personas, que es lo primero también para los padres. Por supuesto que los niños tienen que competir, jugar con ilusión de poder llegar un día al primer equipo, pero es evidente que, si no se forman como personas y no les educas en la competición, malamente se van a querer quedar.

El peldaño previo al primer equipo es el Fabril, ¿cuál es su idea?

Sufrió el descenso a Tercera, se genera con convenios con otros equipos y hay un trabajo importante a realizar, que ya se está haciendo y tiene que desarrollarse.

¿Hay alguna idea clara respecto a contar con campos en Coruña?

Lo que trasladé es que siempre vamos a estar pendientes de cualquier oportunidad que pueda surgir.

¿Serían solo para la cantera?

En principio, sí, porque Abegondo, por supuesto, no se va a abandonar. Al revés, estamos trabajando en un posible proyecto de reestructuración, pero muy a futuro.

Quiero dejar de lado el tema deuda; hay que mirar para delante, generar ilusión

Si cumple el mandato, acabará en 2024, poco antes de que expire el convenio con el Ayuntamiento. Tendrán que sentarse.

Somos instituciones fundamentales en Coruña; el Ayuntamiento, la que más, y hay que sentarse y establecer un proyecto de futuro.

¿Con la probable futura alcaldesa, Inés Rey, ha dialogado?

Sí, hemos mantenido contacto. El día que salí elegido nos mensajeamos. 

¿Mantener buenas relaciones institucionales es uno de los propósitos?

Es fundamental. La colaboración con todas las instituciones no se puede poner en duda. Es sí o sí.

¿En el femenino, continuará Manu Sánchez?

Nuestra idea es que continúe, es no tocar esa parcela.

También acabo de ver a Pablo Pereiro, ¿seguirá?

Sí, nuestra idea es que el bloque que dirige el fútbol femenino siga y, además, continúe creciendo.

¿Alguien por encima de ellos?

No, porque si eso funciona perfectamente no tiene porque tocarse.

¿Abegondo o Riazor para ellas?

Las jugadoras y el cuerpo técnico, Pablo Pereiro, se han ganado tomar ese tipo de decisiones.

Abegodo será sede de la primera edición de LaLiga Promises para chicas, ¿qué supone para el club?

Un espaldarazo a todo el trabajo que se ha hecho. Dar visibilidad al fútbol femenino siempre va a ser positivo, no solo para el Deportivo, también para la sociedad.

¿Es complejo apoyarlo estando en Segunda?

Evidentemente, en Primera puedes generar otros recursos y en Segunda estás más limitado. Aun así, quiero dejar de lado el tema deuda, el tema presupuestario, porque en realidad venimos a trabajar. Tenemos lo que tenemos y hay que mirar para delante, generar ilusión sea como sea. 

Ilusión también será que Riazor tenga más afluencia.

El partido del otro día llegó tras una derrota en Lugo y era lunes. Todo influye. La moral del aficionado se resiente cuando las cosas no van bien. 

¿Cómo le gustaría que jugara su Depor?

Que fuera un equipo atrevido, que no regalase nada, competitivo en cada jugada. Del minuto 1 al 95 como el otro día, hasta el último minuto creer que se va a ganar.

En la Asamblea, ¿cómo vivió esos momentos previos a verse ganador?

Más tranquilo que cuando se conoció el resultado. Me embargó la emoción y eso también me hizo cometer algún error por el que pido disculpas. Entiendo que se puede perdonar. Independientemente de eso, fue muy emocionante. 

¿Votó en contra de alguna candidatura?

No. 

Entonces, llevaba 9.000 acciones...

Hay un resultado de una votación impepinable, que es el que es, y para mí, por lo menos, es momento de cerrar ese tema. La Asamblea es soberana, la que determina el futuro del Deportivo, la formación del Consejo, y todos debemos aceptar que es así.

¿Haber tenido el apoyo de Tino puede ser un peaje?

Yo he tenido el apoyo de la Asamblea. Es posible que tenga también el apoyo de Tino Fernández, no cabe duda que sí, pero él por sí mismo no maneja toda esa cantidad de delegaciones y se las entregaron con algún objeto, con una finalidad. Además, ¿cómo sabemos que el accionista minoritario se decantó por una candidatura u otra? Se suman acciones y  no podemos determinarlo.

En su discurso habló de la mochila de Lendoiro.

Es un tema al que tenemos que pasar página. Yo me comprometo a ello. Para mí el señor Lendoiro es un mito del deportivismo, a la altura de cualquiera de los otros mitos o superior: Mauro, Bebeto, Fran, Valerón... Está en los altares. Ojalá pudiera llegar yo a significar lo que significó Lendoiro. No se lo puede negar nadie, ni nadie puede negar la labor de Tino Fernández. Yo solo pretendí hablar de la situación del club, no minusvalorar al señor Lendoiro.

¿Qué Depor le gustaría tener cuando acabe el mandato?

Un Deportivo estable en Primera División, abordando proyectos de futuro, tanto de infraestruturas como de generación de ilusión para la afición. Lo principal para mí es el fútbol, el verde, los jugadores. Es el objetivo uno, conseguir que a Riazor salte lo mejor.

Paco Zas: “Lo principal para mí es el fútbol, conseguir que a Riazor salte lo mejor”