La oposición logra introducir cambios en el presupuesto por valor de 5,65 millones

Las formaciones de la corporación municipal afrontaron ayer la votación de las alegaciones durante la Comisión de Hacienda | patricia g. fraga
|

El presupuesto dio ayer un pequeño paso después de que se reanudase la Comisión de Hacienda, en la que los grupos de la corporación estimaron una de las alegaciones del PP y, parcialmente, una del PSOE, a quien el interventor ya había aceptado otra. Esto provocará cambios por valor de 5,65 millones por la rebaja de la previsión de ingresos, que se unirán a los 1,6 que se deben incorporar al capítulo de gastos.

Ayer fue la segunda parte de la comisión, suspendida el lunes por el enfrentamiento entre la Marea y el resto de formaciones, que defendían realizar una votación individual de las reclamaciones, opción secundada por el interventor. Ante la advertencia del PP de tomar medidas legales, el Ayuntamiento cedió y ni siquiera pidió al secretario un informe como había anunciado.
En una reunión sin la tensión que hubo en la del lunes, los votos favorables del PSOE y del PP permitieron la estimación de una de las alegaciones de los últimos. En concreto, la referente a la improcedencia de los 4 millones de ingresos procedentes de Emalcsa al no estar asegurada su aprobación en el consejo de administración de la entidad. El BNG se abstuvo y la Marea votó en contra.

Impuestos
Los apoyos del BNG y el PP fueron suficientes para estimar parcialmente una alegación del PSOE, que advirtió que las previsiones por ingreso de diversos impuestos eran demasiado elevadas.

Los socialistas reclamaban la reducción de 4,2 millones por ello, aunque finalmente la rebaja se quedó en 1,65 millones, uno de los cuales corresponde al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

Además, también se redujeron las previsiones de otros tributos como el de traslado por grúa y depósito de vehículos, la tasa de mercados, las licencias de primera ocupación, y los permisos de construcción.

Estas dos estimaciones se unen a la realizada en su informe por el interventor, que reconoció que el Gobierno municipal debía incluir en el presupuesto 1,6 millones de euros para hacer frente a las facturas del bonobús correspondientes al año pasado.
Ahora, el Ayuntamiento deberá realizar ajustes en las cuentas para adecuar el documento a las reducciones que ayer se estimaron en la Comisión de Hacienda. Los grupos de la oposición no indicaron de dónde se deben eliminar cantidades para adecuar el presupuesto, sino que dejarán al propio Gobierno local que sea el que decida de qué apartados decide retirar los fondos.

Desestimadas
El resto de alegaciones, presentadas por entidades o ciudadanos, fueron desestimadas ya que el interventor consideró que no están tasadas. Mientras, el PP solicitaba 400.000 euros más para garantizar los salarios del personal de las bibliotecas, pero las abstenciones del BNG y del PSOE, junto al voto en contra de la Marea, hicieron que no saliese adelante.

Además, los populares anunciaron que utilizarán el primer modificativo de crédito que se realice sobre el presupuesto para proponer que se mantengan los mismos convenios con asociaciones del año pasado.

La hoja de ruta ahora señala que el primer paso es que el Gobierno local lleve a cabo los ajustes necesarios en las cuentas para adaptarlas a las modificaciones surgidas después de la Comisión de Hacienda.


Después, el documento final tendrá que ir a pleno, para lo que hay dos opciones. La primera es que la Marea decida llevarlo a la sesión ordinaria, prevista para el día 8, aunque el tiempo corre en su contra. La otra posibilidad es la convocatoria de un pleno extraordinario solo para las cuentas.

La oposición logra introducir cambios en el presupuesto por valor de 5,65 millones