Comienzan los preparativos del funeral por el príncipe Friso

Fotografía fechada el 19 de febrero de 2011 del príncipe Friso de Holanda, en la localidad de Lech, Austria. EFE
|

 Los preparativos del funeral por el príncipe Friso de Holanda, fallecido el pasado lunes, comenzaron hoy en la localidad de Lage Vuursche, en la provincia de Utrecht, informa la web de noticias Dutchnews.

El segundo hijo de la princesa Beatriz será enterrado en el cementerio de una pequeña iglesia situada junto al castillo de Drakensteyn, donde Friso vivió durante su infancia y la reina Beatriz planea retirarse a partir de ahora.

La ceremonia del viernes estará reservada sólo a los más allegados y se establecerá un cordón de seguridad para mantener a la prensa y a los curiosos alejados del lugar.

Para ello, la carretera principal que atraviesa la localidad será cortada al tráfico, así como otras vías en los alrededores, cuyo acceso se reservará únicamente a los vecinos.

La ceremonia no se retransmitirá por televisión, aunque se permitirá la entrada de un número limitado de fotógrafos.

Según ha indicado la familia real noruega en su página web, el funeral tendrá lugar a las 15.00 hora local (13.00 GMT) aunque la información no ha sido confirmada por fuentes holandesas.

El rey Harald V de Noruega, que era padrino de Friso, asistirá al funeral.

Por el momento se desconoce si otras casas reales estarán representadas en el acto.

El encargado de oficiar la misa será el sacerdote Carel ter Linden, quien casó al príncipe Friso y la princesa Mabel en Delft en 2004.

Antes de que termine el año, la familia real organizará otro funeral abierto al público para que los holandeses que lo deseen puedan dedicar sus plegarias a Friso.

Las banderas de los edificios públicos de Holanda y de las antiguas colonias holandesas en el Caribe ondearán mañana a media asta en homenaje al príncipe fallecido.

Friso de Holanda, que murió a los 44 años después de permanecer dieciocho meses en coma tras un grave accidente de esquí, no será sepultado en la cripta familiar en la Iglesia Nueva de Delft, donde descansan los restos de toda la familia real holandesa.

Ello es debido a que renunció a ser oficialmente miembro de la Casa Real cuando el Parlamento del país vetó en 2004 su enlace con Mabel Wisse, con quien finalmente contrajo matrimonio y tuvo dos hijas, Luana y Zaria.

Al casarse sin el visto bueno del Gobierno, el hijo mediano de la entonces reina Beatriz renunció a los derechos de sucesión -era el número dos-, si bien conservó el título de príncipe de Orange-Nassau.

Comienzan los preparativos del funeral por el príncipe Friso