Jémez: “El club no tiene posibilidad de pedirnos absolutamente nada”

Paco, en una foto de archivo de entrenamiento | aec
|

Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, declaró a la prensa que poner en marcha un ERTE es “un error” y aseguró que el club se ha quedado “sin posibilidad” de pedirles “absolutamente nada” con esta decisión.

Jémez, que acaba contrato el próximo 30 de junio y no sabe cuál será su futuro, se mostró muy crítico con la situación que se está produciendo en el club madrileño tras presentar el Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

“Lo único que sé es que han estado en negociaciones y no han llegado a un acuerdo. Yo les dije a los capitanes que yo aceptaría cualquier acuerdo siempre y cuando se respete el sueldo de los trabajadores. Yo no he estado negociando, he estado informado, pero no hemos participado”, dijo.

“Hay que ver en qué condiciones quedan los trabajadores del club. En la inmensa mayoría se les va a cubrir su salario. Yo lo que digo que si hay alguien que vea disminuido su salario, yo me encargo de ayudarles. Si han perdido poder adquisitivo, yo me encargo”, comentó a Unión Rayo el técnico madrileño.

Para Paco Jémez ha sido “un error el plantear una situación que no es necesaria y si el club ha decidido hacer un ERTE es su decisión”.

“Están en una situación económica buena, de las mejores que hay en el país, y eso es de aplaudir al presidente. Hay que reconocer las cosas que hace bien”, confesó.

Aún así, Paco Jémez reconoció que “luego el club va a pedir ciertos favores y ahí es donde va a haber problemas”.

“Estamos esperando a que nos digan. Yo acabo contrato el 30 de junio y no sé qué va a pasar, no he hablado con nadie. El club ha quedado sin ninguna posibilidad de pedirnos absolutamente nada. Lo principal es ver si esto va a poder seguir y si podemos acabar”, concluyó.

La mayoría de los clubes han llegado a acuerdos con sus plantillas sin tener que aplicar otra medidas estableciendo reducciones de salario en virtud de los ingresos de los clubes, que dependerán de manera directa de si se reanuda o no la competición. En caso de que así sea, aunque a puerta cerrada, las plantillas perderán menos dinero. Si el fútbol se suspendiese de manera definitiva la pérdida sería bastante mayor.

Jémez: “El club no tiene posibilidad de pedirnos absolutamente nada”