La Ciudad de las TIC dará a conocer en mayo su oferta para acoger a empresas

Antonio Rodríguez del Corral, en el Citic de la Universidad | quintana
|

El proyecto de la Ciudad de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que se ubicará en la antigua Fábrica de Armas todavía está tomando forma. Sin embargo, el presidente del Clúster TIC Galicia, Antonio Rodríguez del Corral, asegura que en mayo se darán a conocer las condiciones de uso del suelo que Defensa ha entregado a la Universidad en régimen de concesión por 25 años. Será entonces cuando las empresas sepan con seguridad a qué atenerse. Rodríguez adelantó que los precios serán conforme al mercado, pero considera que serán muy atractivos para posibles compradores. Sobre todo, su enorme tamaño: 33.000 metros cuadrados de los 127.000 que forman el complejo.  

Ya son once las empresas que mostraron interés antes incluso de conocer  los detalles

Entre las ventajas que encontrarán las empresas para instalarse en la planta de Pedralonga es la de estar juntos, instalaciones comunes, integración urbana, un centro universitario y  mucho espacio. “La magnitud es muy importante. Llevo 22 años en el sector, tenido innumerables reuniones del clúster y siempre se ha dicho que Galicia carecía de un espacio empresarial tecnológico que la visibilice a nivel internacional”, explica. Rodríguez está convencido de que la antigua la Fábrica de Armas lo será. Lo describe como “Grande, bonito, colocado en el siglo correcto”. Además, otros factores externos también benefician al proyecto: “Es la década de la oportunidad porque los fondos europeos están orientados a la digilitalización. Es un proyecto de enorme interés”.

Estético

El presidente del Clúster TIC Galicia asegura que la Ciudad de las TIC tiene incluso “potencial estético, se puede hacer un parque empresarial muy atractivo” según los planes que están trazando en la Universidad, lo que solo puede contribuir a hacerlo más interesante a las empresas. Se está trabajando en estudiar el estado de los edificios y la reforma podría durar mucho tiempo, pero esperan que esté casi listo para cuando empiecen los traslados, en dos años.

La parte empresarial podría arrancar en dos años y ayudará a financiar la más tecnológica

Por el momento, once empresas se han mostrado interesadas, y juntas supondrían unos 3.000 puestos de trabajo, pero conviene aclarar que no serían nuevos empleos, sino que simplemente trasladarían unos ya existentes a Pedralonga. Pero Rodríguez espera que el número se dispare cuando las condiciones se expliciten: “Ahora mismo ya estamos recibiendo muchas llamadas”.

Zona de aterrizaje

Además de empresas gallegas, la Ciudad de las TIC atrae la atención de otras zonas de España e incluso del extranjero, de empresas de software que buscan talento. “La idea es que les sirva de zona de aterrizaje aquí”, explica el presidente del clúster.

  Esperan que se llene con empresas tecnológicas, aunque no sean estrictamente TIC. El proyecto consta de una parte empresarial y una parte más de I+D y Rodríguez espera que la primera empiece a funcionar en un plazo de unos dos años y que pueda servir para subvencionar a la segunda, en el centro de innovación compartido.

La Ciudad de las TIC dará a conocer en mayo su oferta para acoger a empresas