Hugo García corta la buena racha del Cerceda

19 octubre 2015 Fútbol Tercera División Temporada 2015-2016 Cerceda-Barco: 3-1
|

 

El Cerceda se bajó de la nube y encajó la primera derrota desde la cuarta jornada, la segunda en casa y tercera de la temporada. El equipo de Ángel Cuéllar empezó mejor, tuvo muy buenas ocasiones para adelantarse en el marcador, pero la pelota no quiso entrar. Por contra, el Barbadás vio puerta en su primera llegada de peligro, en la segunda mitad defendió el marcador y es el nuevo líder. Cuestión de acierto.
Arrancó mejor el Cerceda y tras unos minutos de tanteo avisó con un testarazo de Agulló. El mediocentro coruñés entró como un tren, cabeceó un córner de Álex Ares al larguero y en el rechace no pudo precisar un nuevo remate.
Poco después, pasados los primeros veinte minutos de partido, Capelo se fue al suelo con ostensibles signos de dolor tras una entrada de Iago Quintairos. El delantero de Santa Coma se marchó lesionado y por la tarde recibió puntos de sutura en su tobillo izquierdo.
Con Quintel en lugar de Capelo, el Cerceda no mudó su planteamiento. Álex Ares, con libertad para moverse a lo ancho del campo, hiló una acción con el joven Bilal por la banda izquierda. El ex del Somozas se plantó en el área, recortó a Denis y éste le zancadilleo. Penalti claro, pero Ares se encontró con un inconmensurable Berto bajo palos.
Poco después, el mismo Álex intentó sorprender con un disparo desde la frontal y de nuevo respondió Berto. También desde la frontal disparó Hugo García, que en el primer disparo de su equipo entre los tres palos estrenó la cuenta. El exfutbolista del Cerceda (jugó hace dos temporadas en O Roxo) sí sorprendió a Javi Rumbo, que pudo hacer algo más para evitar el gol.
El 0-1 no cambió los planes del Cerceda, que lo intentó una y otra vez en busca del empate. La segunda mitad comenzó con un cabezazo de Granada, que peinó una falta de Ares y cuyo remate salió rozando el poste. Fue la última oportunidad clara para los rojiblancos. De más a menos, se estrellaron ante la contundencia de la defensa del Barbadás, mención especial para Quintairos y el exfabrilista Vieytes, parte importante de la victoria en O Roxo y del gran arranque liguero de su equipo.
El Cerceda asumió más riesgos en defensa y los visitantes tuvieron oportunidades para hacer el segundo, las mejores en las botas de Isi y Alfredo, las dos al contragolpe. No hizo falta. El orden y la robustez defensiva fueron suficientes.

Hugo García corta la buena racha del Cerceda