El comercio coruñés fija como retos la fidelización y la presencia online

Los comercios de barrio luchan por ponerse al día tras la crisis sanitaria | javier alborés
|

El comercio coruñés de proximidad, en una etapa especialmente sensible tras la crisis sanitaria, afronta ahora nuevos retos para hacer frente a la competencia, especialmente las grandes compañías y el comercio online. El presidente de la Federación Unión de Comercio Coruñesa, José Luis Boado, recalca dos aspectos fundamentales para que las tiendas de barrio cobren fuerza: la fidelización de los clientes y la presencia en las nuevas tecnologías.

En cuanto a la primera, tras el fin del confinamiento, la gente “se mueve más por los lugares propios de residencia y no se desplaza tanto, por lo que el comercio de proximidad ha ganado confianza”, dice. Boado pone en valor, además, las medidas tomadas por el Gobierno local, como el carril 30 y las peatonalizaciones por toda la ciudad, algo que “dará más espacio para pasear y dar cierta ventaja al pequeño comercio”, sostiene.

Si bien el presidente de la federación de comerciantes ve impensable competir con grandes entidades, como puede ser Amazon, ahora ofrece “un producto de calidad cerca de casa”. En cuanto a la presencia en línea, ya ha habido intentos de crear páginas web de comercios pequeños y no siempre han salido bien. “Es un tema más complicado porque cuando un establecimiento de barrio hace una página web tiene que sacar él mismo las fotos, editarlas, crear el texto... sale caro contratar a alguien para esa misión”, comenta.

Renovarse

Pese a todo, Boado indica que a día de hoy “no queda más remedio que ponerse al día con el comercio online, aunque sería más fácil hacerlo en una página web de carácter institucional, como la del Ayuntamiento, la Diputación o la Xunta”.

La recuperación del comercio está siendo progresiva, pero en cuanto a las aperturas de los comercios, las cifras son positivas. “Más del 90% de los establecimientos de la ciudad están abiertos”, cuenta. Así, si antes de la “nueva normalidad” había “una de cada tres tiendas que no iba a abrir porque no salía rentable”, dice, ahora el número es de “una de cada diez o una de cada ocho”, sostiene. Dentro de los comercios que no levantan la reja tras la pandemia se encuentran, según el representante de los comerciantes, “la hostelería pequeña”. l

El comercio coruñés fija como retos la fidelización y la presencia online