Las cuentas de la Seguridad Social tienen un saldo positivo y caen un 16,55 por ciento

El secretario de Estado de de Seguridad Social, Tomás Burgos. EFE/Archivo
|

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un saldo positivo de 2.058,15 millones de euros hasta septiembre, equivalentes al 0,20 % del PIB, lo que supone una caída del 16,55 % respecto al mismo período del año anterior, cuando el superávit alcanzó los 2.466,48 millones.

Según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el superávit es la diferencia entre unos derechos reconocidos (ingresos) de 94.568,59 millones de euros, el 4,55 % más, y unas obligaciones reconocidas de 92.510,44 millones, el 5,14 % más.

El crecimiento de los ingresos en septiembre se explica fundamentalmente por el adelanto de las transferencias recibidas del Estado por valor de 14.910,66 millones de euros, un 95,97 % respecto al total presupuestado.

Dentro de los ingresos no financieros, las cotizaciones sociales ascendieron a 73.901,41 millones de euros, el 3,1 % menos que un año antes, a consecuencia del descenso de la cotización de ocupados en un 1,89 %, mientras que la cotización de desempleados decreció un 13,42 %.

Los ingresos patrimoniales fueron de 2.090,86 millones de euros, con una disminución del 17,23 % respecto al año anterior, mientras que las tasas y otros ingresos reflejan la cantidad de 1.053,43 millones de euros, un decrecimiento interanual del 3,76 %.

Del lado de los gastos, las prestaciones económicas a familias e instituciones sumaron 86.352,43 millones de euros, de los que la mayor partida (82.247,91 millones) correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, que crecieron el 3,98 %.

A las pensiones de invalidez, viudedad, jubilación, orfandad y en favor de familias se destinaron 7.313,52 millones, un 4,91 % más.

En incapacidad temporal el gasto se elevó a 3.011,29 millones de euros, un 10,07 % inferior al ejercicio anterior, mientras que las pensiones no contributivas crecieron un 57,69 % hasta los 4.104,52 millones.

Las cuentas de la Seguridad Social tienen un saldo positivo y caen un 16,55 por ciento