Culleredo pretende crear una sala de pantallas para controlar el tráfico

20 septiembre 2012 A Coruña.- La sala de pantallas de la Policía Local para controlar el tráfico en la ciudad, cuenta con 40 cámaras, 24 monitores y casi 24 horas de grabación, y así se puede comprobar dentro de l
|

El Ayuntamiento de Culleredo pretende crear una sala de pantallas, similar a la existente en la sede de la Policía Local del vecino municipio de A Coruña, para controlar el tráfico.
El alcalde, Julio Sacristán, y el responsable de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, José Ramón Rioboo, mantuvieron una reunión a raíz de la problemática de la red semafórica en las carreteras AC-211, en Fonteculler y O Burgo, y N-550, en Vilaboa.
Según fuentes municipales, el equipo de gobierno estudia implantar medidas que mejoren el sistema, una vez que en el futuro asuma la gestión de ambos viales. Actualmente, el mantenimiento de los semáforos compete a otras administraciones: a la Xunta, los de la AC-211 y al Ministerio de Fomento, los de la N-550. Esta situación impide al Ayuntamiento cullerdense el poder repararlos por su cuenta.
Sacristán y Rioboo apuestan por un implantar un nuevo sistema, que modernice la red, siendo susceptible de variar aspectos como las frecuencias a distancia, así como poder efectuar de esta forma un seguimiento de las averías que se detecten.
Y es en esta modernización del sistema de control donde se incluiría la posibilidad de la creación de una sala de pantallas en el edificio que alberga a los agentes de la Policía Local.
“Con diversas cámaras para observar el tráfico en el municipio, especialmente en la zona urbana, el Ayuntamiento podrá adoptar decisiones en el momento de priorizar el semáforo de una determinada vía para aliviar la circulación”, apunta desde el equipo de gobierno.
Otra mejora que se alcanzaría sería, ante cualquier accidente o incidencia, enviar de inmediato a una patrulla o dar aviso a otras fuerzas de seguridad de ser preciso. La sala serviría también para impartir recomendaciones de tráfico a los vecinos.
Asimismo, se baraja la posibilidad de instalar elementos de apoyo a los peatones, “el actor del tráfico en el que la Policía Local está priorizando su protección y una opción serían los contadores de segundos para poder cruzar en un semáforo”.
Sacristán explicó que cualquier actuación tipo de actuación en los semáforos de esas vías pasa primero por obtener la competencia de su mantenimiento.

gasto
El Ayuntamiento asume que las iniciativas supondrán un incremento del gasto pero tanto Sacristán como Rioboo consideran que se ofrece “un nuevo servicio a los ciudadanos”.
La previsión del Ayuntamiento es que la cesión de las competencias pueda acometerse en el caso de las carreteras autonómicas tras las obras y en el caso de la N-550 una vez que entre en funcionamiento todo el trazado de la Tercera Ronda.
Rioboo avanza que en las próximas fechas el Ayuntamiento mantendrá reuniones con la Policía Local y con especialistas en seguridad vial para definir, en concreto, las mejoras que se podrían acometer.
Considera que la regulación semafórica es un elemento vital para la seguridad viaria.

Culleredo pretende crear una sala de pantallas para controlar el tráfico