Juárez promete interceder para evitar que se desmantele la Fábrica de Armas

El Ideal Gallego-2013-10-25-007-eb06f3ff
|

El delegado del Gobierno, Samuel Juárez, ha prometido interceder ante General Dynamics para retrasar lo máximo posible el desmantelamiento de la Fábrica de Armas. Así se lo trasladó ayer a los trabajadores de la planta, que sospechan que la multinacional comenzará el próximo lunes a sacar documentación y maquinaria de la fábrica de Pedralonga.
En la reunión mantenida ayer entre una representación de la parte social y el propio delegado del Gobierno, los exempleados trasladaron a Juárez esta preocupación y demandaron una llamada de la administración a la empresa norteamericana para “evitar que se saquen documentos relativos a procesos productivos”. De hecho, el presidente del comité, Roberto Teixido, ya alertaba ayer de que los 61 trabajadores despedidos, que mantienen un encierro en la fábrica, se van a oponer al desmantelamiento. “No vamos a permitir que se saque ni un tornillo”, avisa.

demandas
Además de la llamada a General Dynamics, los trabajadores también pidieron a Juárez que se pusiera en contacto con el Ministerio de Defensa, una parte, dicen, “esencial”, en el proceso para reabrir y revitalizar la fábrica. El comité explicó al delegado que el grupo IFFE ha presentado ante el ministerio el plan industrial, el plan de negocio y el acuerdo firmado con los trabajadores despedidos en el mes de junio. Al término de la última reunión entre ambas partes, se habría requerido cierta documentación al grupo financiero para completar el expediente de la entidad, a fin de que el departamento que dirige Pedro Morenés pudiera tomar una decisión sobre la alternativa industrial.
Por último, los trabajadores demandaron del delegado del Gobierno que instara tanto al presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, como al ministerio de Defensa que se tomara “ya” una decisión definitiva. “El viernes Feijóo apostaba por IFFE, aunque decía que faltaban unos flecos. Esa documentación se remitió el lunes y estamos a jueves y seguimos sin saber nada”, explicaba Teixido. El portavoz sindical no entiende, si ya se ha recopilado toda la documentación, que no se comunique una decisión de una vez por todas. Todas estas reclamaciones las hicieron al término de la última de las manifestaciones convocadas para esta semana, que recorrió la distancia entre la Fábrica de Armas, en Pedralonga, y la Delegación del Gobierno, en la plaza de Ourense.
Los trabajadores salieron “contentos” de la reunión, ya que Juárez se comprometió a hacer estas tres gestiones. Con el delegado debatieron múltiples cuestiones sobre el futuro de la fábrica y pidieron la máxima colaboración para encontrar una solución. El comité exige la implicación de la administración estatal al entender que Defensa es una pieza clave en todo el proceso, a pesar de que en un principio se desentendió el cierre de la factoría, al alegar que era la decisión de una “empresa privada”, algo que los trabajadores rechazaron de pleno.

Juárez promete interceder para evitar que se desmantele la Fábrica de Armas