El PP presume ante la militancia de romper el “cinturón rojo” de los gobiernos del área

|

El Ideal Gallego-2011-05-27-003-2da09221

  l.f. > a coruña

  Carlos Negreira se quitó por un momento el traje de alcalde electo para ponerse el de presidente del PP en la provincia y valorar los resultados electorales obtenidos en los 94 municipios coruñeses. Igual que en la ciudad, el conservador sacó pecho por haber conseguido llevar a su partido a ser el más votado en dos de cada tres Ayuntamientos. Se felicitó, asimismo, por los buenos datos alcanzados en el área metropolitana, que atribuyó al deseo de cambio de los ciudadanos: “Un síntoma de las ganas de cambio es que hemos conseguido romper el cinturón rojo del área para establecer un cinturón azul”.
Para el popular, el giro de orientación vivido en la comarca, representado por las tres mayorías absolutas en A Coruña, Arteixo y  Carral, responde al respaldo del electorado “a la renovación que ha hecho previamente el Partido Popular” y, añadió, al “rechazo a los gobiernos bipartitos”, que se traduce en un incremento global de diez concejales, pasando de los 46 de 2007 a los 56 actuales, frente a un descenso de 16 ediles por la parte socialista y de seis de los nacionalistas. A esto, hizo hincapié, “se añade la guinda de Arteixo, con un candidato nuevo y ajeno a la política hasta ahora”.
En este punto, el líder del PP hizo un inciso para subrayar que “salvo una excepción –la de Ángel García Seoane en Oleiros, que obtuvo mayoría absoluta con Alternativa dos Veciños–, “ningún independiente ha obtenido mayoría absoluta en los 94 Ayuntamientos de la provincia”. “Pone en evidencia que estas candidaturas se hacen para lo que se hacen y sirven para intereses muy concretos de ciertos grupos”, manifestó.

A Coruña > En relación a la ciudad, Negreira agradeció los 51.262 votos logrados, un aumento de casi un 40% respecto a 2007 y destacó que suponen 5.752 votos más de PSOE y BNG juntos. El PP se impuso en los diez distritos frente a los tres de hace cuatro años, “lo que es reflejo de las ansias de cambio de los coruñeses, que apoyaron mayoritariamente al partido en barrios significativos”.
El presidente provincial desgranó estas cifras en un encuentro de trabajo con alcaldes y portavoces de los populares en la provincia para analizar y hacer balance de las municipales, al que también acudió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. En el acto, Negreira agradeció el “enorme esfuerzo” realizado por los simpatizantes, los afiliados y las juntas locales, “que han pateado durante cuatro años palmo a palmo cada casa, cada calle y cada parroquia”. Esa fuerza quedó demostrada, según indicó, en el mitin del pasado 7 de mayo, “cuando 12.000 personas llenaron el Coliseum coruñés”.
En el total de la provincia, el PP alcanzó 47 mayorías absolutas de las 92 posibles y 15 relativas, debido a una subida de 40.000 votos y más de siete puntos porcentuales, distanciándose más de un 17% del PSOE. Además, se han logrado 592 actas de concejal, a pesar de que en esta ocasión se repartían 20 menos.
El buen balance de los conservadores ha sido el que les ha llevado también a dar un “vuelco” a la Diputación, donde el PP pasó de 13 diputados a 17, logrando la mayoría absoluta. En este sentido, Negreira evitó pronunciarse sobre la polémica generada por el todavía presidente del órgano provincial, Salvador Fernández Moreda, al negarse a dimitir pese a las presiones de una parte de su grupo. “Estamos muy ocupados en trabajar para resolver los problemas de los ciudadanos”, señaló.
Tampoco se extendió a la hora de hablar de la acampada del Obelisco promovida por el Movimiento 15-M, pues, aunque dijo respetar la movilización y se ofreció a “escuchar a todos”, comentó que “la gran mayoría de los ciudadanos han votado, han decidido lo que quieren, y ese 90% es el que nos debe interesar”.


 

El PP presume ante la militancia de romper el “cinturón rojo” de los gobiernos del área