La Xunta defiende el canje de paradas de tren por “la movilidad en autobús”

hernández se dirige a la tribuna del parlamento para responder a las preguntas de la oposición
|

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, defendió la “racionalización” de los servicios ferroviarios de media distancia y apuntó que los trenes “pararán en las estaciones que tienen viajeros”, pero abogó por garantizar la movilidad en autobús en las que sean inhabilitadas.
La oposición expresó su convicción de que el Gobierno pretende desmantelar servicios, con lo que se dejarán sin ferrocarril a miles de vecinos de zonas rurales, según el PSdeG y BNG.
El conselleiro compareció en la Cámara, donde defendió los planes del Ministerio de Fomento de suprimir paradas en las zonas en las que haya escasos pasajeros, lo que no supone en ningún caso la supresión de líneas, subrayó y dijo que si una inversión no es rentable para Fomento, tampoco lo es para la Xunta, ya que el interés es el mismo.
No obstante, dijo que la Xunta “estará muy atenta” a que el ministerio garantice la movilidad de los gallegos en este proceso de racionalización. “Lo importante es que donde se suprime algún servicio, allí donde no se detenga el tren porque la demanda así lo determine, haya una alternativa para asegurar la movilidad de la ciudadanía”, apuntó.
Replicó a la oposición que el objetivo es la máxima rentabilidad y eficiencia de los servicios ferroviarios, e indicó que Fomento “no va a desmantelar” infraestructuras de interés general en Galicia, que sí hicieron otros, apuntó, en alusión al PSOE.
“Los trenes pararán en las aquellas es tengan viajeros. La Xunta considera que la solución no es dar una subvención” a los servicios deficitarios, dijo, e insistió en que Fomento garantizará que ninguna persona pierda la posibilidad de contar con servicio público de transporte.
La diputada del BNG Ana Pontón reprochó a la Xunta ser cómplice de los planes de Fomento que, a su juicio, pretende convertir al ferrocarril en “una especie en peligro de extinción”.
“Estamos ante un problema político y no es que el ferrocarril no tenga futuro”, señaló Pontón, y añadió: “Cuando se mejora en las líneas o en las frecuencias, aumentan los usuarios”.
Por su parte, el socialista Raúl Fernández subrayó que bajo el “disfraz” de una racionalización “se esconde la muerte prematura del ferrocarril tradicional”.

La Xunta defiende el canje de paradas de tren por “la movilidad en autobús”