Propuestas desde Los Rosales para mantener viva la llama de la lectura

Una de las actividades programadas en el centro antes del confinamiento | bibliotecas coruña
|

Leer es uno de los pasatiempos preferidos para este confinamiento y muchos están aprovechando para hacer frente a la montaña de libros que tenían en un rincón porque no tenían tiempo. Ahora el tiempo sobra y desde la biblioteca de Los Rosales quieren mantener viva en sus usuarios la llama de la lectura.

Por ello, siguen convocando las reuniones de los dos clubes de lectura que posee el centro, que normalmente son presenciales y que ahora se han pasado a plataformas de videollamada.

Anabel Cardiel es la directora de la biblioteca de Los Rosales y asegura que se están enviando a través de Whatsapp “muchas recomendaciones y alternativas de ocio online”. “Ahora tenemos al alcance muchos libros que se han quedado libres de derechos y tenemos muchas posibilidades para leer”, apunta.

Para aquellos con destrezas informáticas más avanzadas se propone participar en tertulias virtuales con diferentes escritores. “La intención es que no se sientan solos, que salgan de la rutina y que participen en una charla con alguno de sus autores favoritos”, dice Cardiel.

Hay quien en medio de esta pandemia tiene más dificultades para concentrarse y, para ello, las bibliotecas coruñesas también están sirviendo de apoyo a sus socios. “Llamamos a nuestros usuarios que sabemos que viven solos y charlamos con ellos para saber qué tal lo llevan o qué actividades están haciendo para combatir el aburrimiento. Son nuestra familia y los echamos mucho de menos”, señala la directora de Los Rosales.

En la cuenta de Instagram de las bibliotecas municipales hay cuentacuentos a diario y también se recopilan las iniciativas de otras entidades, como el Ayuntamiento, los museos o la Xunta, con la intención de que todo el mundo pueda encontrar ideas para pasar un buen rato.

Una fórmula de éxito

En Los Rosales hay dos clubs de lectura, uno de ellos sobre filosofía, y en las bibliotecas coruñesas existen alrededor de una docena. “Es una actividad muy extendida y también existen clubs en cafeterías, institutos, librerías y en las bibliotecas del área metropolitana. Tienen mucho éxito”, comenta Anabel Cardiel.

En Los Rosales los usuarios de estos grupos van desde los 19 a los 70 años y los que pueden cada semana se conectan virtualmente para seguir hablando. “Intentas mantener el contacto y todos se alegran de que te preocupes por ellos”, indica la directora de Los Rosales, que incide en que ahora es “un buen momento para leer” y recomienda el portal de la Xunta Galicia Le, con muchos contenidos a disposición del usuario.

Propuestas desde Los Rosales para mantener viva la llama de la lectura