Juana Rivas se adelanta al “ultimátum” del juez y acata la orden de entregar a sus hijos

Francesco Arcuri llega a la comandancia de la Guardia Civil a recoger a sus hijos | miguel ángel molina (efe)
|

Juana Rivas acató finalmente ayer la orden judicial que la obligaba a entregar a sus hijos a su expareja, el italiano Francesco Arcuri, quien recogió en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada a los dos niños, de once y tres años y que, según su abogado, encuentran bien y tranquilos.
Esta vecina de la localidad de Maracena (Granada), que había mantenido durante el último mes a sus niños en paradero desconocido para evitar entregarlos a su progenitor, condenado por lesiones en 2009 y al que volvió a denunciar por malos tratos en 2016, se adelantó unas horas al ultimátum dado por la juez que lleva su causa penal.

Sin efecto
La titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada dejó “sin efecto” la entrega que fijó a las 17.00 horas de ayer en el Punto Encuentro Familiar de la Junta, ya que finalmente Juana Rivas, a las 11.50 horas de ayer compareció voluntariamente ante la Guardia Civil y entregó a sus dos hijos.
Algo más de una hora y media más tarde, su expareja se desplazó hasta las dependencias del instituto armado en Granada, donde se reencontró con sus hijos, con los que abandonó la comandancia en torno a las 15.00 horas.
Ninguna de las partes implicadas hizo declaraciones a las puertas de la comandancia, hasta donde habían acudido los medios de comunicación. Según el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), no están previstas más diligencias durante el día de ayer por parte del Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

Señalamientos
Este juzgado mantiene “en vigor” los señalamientos fijados para que declaren como investigados la asesora jurídica del Centro de Información a la Mujer de Maracena, Francisca Granados, la psicóloga del mismo centro, Teresa Sanz, –el miércoles– y familiares de Rivas –declaraciones previstas para el jueves–.
Precisamente la Plataforma 7N contra las Violencias Machistas inició una petición en la página web “Change.org”, que ayer por la tarde sumaba ya más de 4.500 firmas, para mostrar su solidaridad con las trabajadoras del centro de la mujer que fueron citadas
como investigadas en la causa penal y pedir que se deje de “criminalizarlas”.

Recurso de apelación
Fuentes de la Fiscalía anunciaron ayer que el viernes formalizaron un recurso de apelación ante la Audiencia de Granada contra la decisión del Juzgado en funciones de guardia que el martes acordó la puesta en libertad con cargos de Juana Rivas.
Juana Rivas expresó su confianza en el sistema judicial a través de un comunicado remitido a Efe, e en el que su equipo jurídico disiente “respetuosamente” del auto que fijó tal orden y lo ha recurrido, aunque “en acatamiento” de lo resuelto judicialmente y como “manifestación de obediencia y respeto” hacia el órgano judicial finalmente Juana Rivas entregó a los niños, indica el comunicado.
También agradeció a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado su “trato amable, sensible y humano a lo largo de todas las diligencias”. Finalmente, el equipo jurídico apostilló que Rivas “confía” en el ordenamiento jurídico y en el sistema judicial y que su propósito es conseguir “sólo lo que sea más favorable para el interés superior de los menores”.
“Quedamos a la espera de la resolución de los recursos planteados y acciones judiciales ejercitadas”, concluye.

Juana Rivas se adelanta al “ultimátum” del juez y acata la orden de entregar a sus hijos