La jueza de la operación “Pokémon” lleva sus investigaciones hasta Arzúa

el anterior alcalde xaquín garcía couso archivo ec
|

Agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) acudieron ayer al Ayuntamiento coruñés de Arzúa por un requerimiento judicial de información dictado por la jueza Pilar de Lara que instruye las diligencias de la operación “Pokémon”. La información requerida, según informaron fuentes del SVA, es relativa a los contratos del Ayuntamiento con Aquagest.
Tanto la operación “Pokémon” como la denominada “Manga” investigan una presunta trama corrupta de pago de comisiones y regalos a políticos a cambio de la concesión a determinadas empresas de contratos públicos.
El registro llevado a cabo es el primero que se produce en este Ayuntamiento, gobernado por el BNG, en el marco de esta investigación judicial.
Aquagest es una de las empresas más investigadas en las operaciones “Pokémon” y “Manga” y en el municipio de Arzúa logró prorrogar por 20 años del contrato del servicio de aguas, una medida muy criticada por oposición y vecinos por los que fuertes incrementos de las tasas que se aplicaron seguidamente.
El Ayuntamiento de Arzúa está gobernado en minoría por el BNG y Aquagest es la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua en este municipio, una concesión que data del año 2004 y que se prolongó por 20 años.
En 2007, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) dictó una sentencia que anulaba el acuerdo plenario adoptado en diciembre de 2004 en el que se aprobó la ordenanza para el abastecimientos de agua.
La aprobación de la nueva ordenanza había conllevado una importante subida en las tasas y la sentencia del TSXG obligaba a que se modificasen porque, según el informe jurídico, deberían haberse adoptado a la vista de informes técnicos-económicos.
Además, en mayo de 2009 se aprobó en el pleno municipal de Arzúa la concesión administrativa de la gestión de la piscina climatizada a Aquagest por un período de ocho años, una concesión sobre la cual el PP arrojó sospechas por supuestamente haber carecido de concurso público.
El BNG gobierna Arzúa desde las elecciones de 2003, cuando se hizo con la alcaldía Xaquín García Couso, quien sin embargo en 2011 fue declarado inelegible por la Junta Electoral de la Zona de Santiago, tras haber sido condenado a una inhabilitación de seis meses por un delito de desobediencia en la ejecución de un fallo que obligaba al Ayuntamiento a derribar el sexto piso de un edificio.
Por ello, fue sustituido por el nacionalista José Luis García López, quien obtuvo la alcaldía en las últimas municipales, aunque con un gobierno en minoría y con importantes desavenencias en el seno del BNG local.

La jueza de la operación “Pokémon” lleva sus investigaciones hasta Arzúa