El Circo del Sol se mete al público en el bolsillo en su estreno en el Coliseo

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-26-013-2c09dcc5
|

Meses de espera y uno de los montajes más difíciles que se recuerda en el Coliseo. Y todo para el estreno del Circo del Sol en A Coruña, que tuvo lugar ayer con la presentación, por todo lo alto, de su espectáculo “Quidam”, con el que logró meterse al público coruñés en el bolsillo, en un multiusos casi lleno, en el que los espectadores no dejaron de sorprenderse con la música, las acrobacias y las piruetas de la compañía de Montreal.
“Quidam” se centra en el viaje de una joven del mundo real a un mundo imaginaria, en el que descubre nuevos personajes. El espectáculo arrancó puntual, a las nueve de la noche, cargado de sorpresas, en especial para uno de los asistentes, que fue “secuestrado” por los integrantes de la compañía y vestido con un mono blanco, igual que el que lucían los artistas.
Al instante, sobre el escenario, hizo su aparición Zoe, la niña que da sentido a “Quidam”. Está tranquila, rodeada de su familia en un salón, hasta que escucha un estallido, que marca el traslado de la joven a su mundo imaginario, el de “Quidam”, mientras los padres y el resto del habitáculo de la casa comienzan a elevarse hasta quedar suspendidos.
A partir de ahí, el foso del Coliseo se convierte en un juego de música, acrobacias con telas y aros... Todo en un ambiente más cálido del habitual para el recinto de Alfonso Molina. Tras un descanso, regresaron las piruetas y las sorpresas para el público. Y, de nuevo, un guiño a los espectadores, los coprotagonistas de la función. Los integrantes de la compañía canadiense invitaron a cuatro asistentes a formar parte del espectáculo durante unos minutos. Su papel, escenificar una película. Y todo durante casi tres horas, en una función que volverán a repetir hoy.

El Circo del Sol se mete al público en el bolsillo en su estreno en el Coliseo