Mato justifica los “sacrificios” de la reforma que salvará el modelo y reitera su compromiso

|

  La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, justificó los “sacrificios” que conlleva la reforma sanitaria aprobada ayer por el Gobierno en que permitirán a este servicio público “salir de este tiempo de crisis económica” y permanecer “en el futuro”. El Consejo de Ministros ha dado luz verde al real decreto ley que permitirá un ahorro de más de 7.000 millones de euros en gasto sanitario, con el objetivo de garantizar la “sostenibilidad” y “universalidad” de la Sanidad pública y, al mismo tiempo, poner fin a los “abusos” en sus prestaciones. Mato señaló que además de garantizar la universalidad de la Sanidad para “todos los españoles” es necesario poner coto a la utilización “ilegal” e “indebida” que hacen algunos extranjeros de este servicio.
La ministra anunció que el Gobierno modificará la Ley de Extranjería, de modo que se exigirá como requisito a los inmigrantes que además de estar empadronados coticen a la Seguridad Social, al igual que cualquier ciudadano español para recibir esta asistencia. La titular de Sanidad anunció que se van a revisar algunos convenios internacionales en esta materia, ya que “muchos” países no reintegran el dinero que deben a España por la atención sanitaria a sus ciudadanos. Por otra parte, el decreto sienta las bases para establecer una cartera de servicios común que elimine las diferencias entre las prestaciones que reciben los españoles en cada comunidad
y que, según el Gobierno, “seguirán siendo gratuitas”.
La extensión del uso de la Plataforma de Compras Centralizada para fármacos y tecnología, el fomento del uso de los genéricos, el abaratamiento de las medicinas y la adecuación de los envases son otras de las actuaciones por las que se reducirá el gasto sanitario, para lo que se pedirá “un esfuerzo” a la industria.

Mato justifica los “sacrificios” de la reforma que salvará el modelo y reitera su compromiso