Una cadena humana exige respeto por el derecho a decidir de los vascos

GRA128. ARRASATE (GIPUZKOA), 08/06/2014.- Vista del ambiente hoy en una cadena humana organizada por la plataforma ciudadana Gure Eusku Dago entre la localidad vizcaína de Durango y Pamplona, separadas por 123 kilómetros, a favor del derecho
|

Decenas de miles de personas (más de 150.000, según los convocantes) formaron ayer una cadena humana de 123 kilómetros entre Pamplona y Durango (Vizcaya) a favor del “derecho a decidir” de los vascos.
El seguimiento de la iniciativa superó con creces las expectativas de los convocantes, el colectivo “Gure Esku Dago” (Está en nuestra mano).
Dirigentes de las formaciones políticas PNV, EH Bildu, Podemos y Ezker Batua–Berdeak y de los sindicatos ELA y LAB han participado en la iniciativa, celebrada en un día soleado y caluroso bajo el lema “Somos una nación, tenemos derecho a decidir, es el momento de la ciudadanía”.
Los organizadores, que fueron contado a los asistentes en cada uno de los 123 kilómetros, más de 150.000 personas enlazaron sus manos entre Pamplona y Durango. “Gure Esku Dago” destacó “la ilusión” de los integrantes de la cadena humana y confió en que suponga “un punto de inflexión” en la relación de los ciudadanos vascos.
El portavoz de ese colectivo Ángel Oiarbide opinó que los ciudadanos vascos respondieron de manera multitudinaria a esa convocatoria “porque llevaban décadas esperando salir a la calle” para demandar “una reivindicación democrática: que somos un pueblo, tenemos derecho a decidir y es el momento” de hacerlo.
Más de 900 autobuses partieron ayer desde diferentes municipios para acercar a las personas inscritas en la iniciativa a los respectivos puntos kilométricos que les habían asignado para completar el recorrido.
Otros participantes acudieron en transporte público y en vehículos particulares, todo lo cual ha generado algunos problemas de tráfico en las cercanías de los municipios vizcaínos de Elorrio y Durango y entre las localidades guipuzcoanas de Antzuola y Bergara.
Desde las 10.00 horas, los más de 100.000 inscritos en la iniciativa se han fueron en los lugares determinados, para lo cual se habían pintado indicaciones en la calzada, y la cadena humana ha ido tomando forma a partir del mediodía.
En un ambiente festivo, los “eslabones” de la cadena, ataviados con camisetas diseñadas por “Gure Esku Dago” y portando numerosas ikurriñas, permanecieron en sus puestos hasta algo más de las 12.30 horas.

Una cadena humana exige respeto por el derecho a decidir de los vascos