La DGT lleva al Congreso el debate del casco para los ciclistas en ciudad

maría seguí, durante su intervención en la comisión de seguridad vial efe
|

La Dirección General de Tráfico es consciente de la polémica y opiniones enfrentadas que ha suscitado su propuesta de obligar a los ciclistas a usar en casco en ciudad y, por eso, invitó a los grupos parlamentarios a que lo debatan en una subcomisión antes de que se tome la decisión.
Los grupos recogieron el guante que la directora general de Tráfico, María Seguí, les ha lanzado en la comisión de Seguridad Vial del Congreso donde compareció para explicar las principales reformas del Reglamento de Circulación.
Unas propuestas que, según Seguí, fueron acogidas en un 95% por los portavoces que, sin embargo, expresaron en su mayoría su rechazo a la utilización obligatoria del casco para los ciclistas en las ciudades y se mostraron más partidarios de que se quede en una recomendación.

beneficioso
Aunque la DGT no dio marcha atrás en su propuesta porque considera “incuestionable” que el uso de este elemento de seguridad será beneficioso, esperará el resultado del trabajo de esa subcomisión, que previsiblemente se creará el  11 de junio.
Pero antes de que se apruebe el reglamento, Seguí anunció la “inminentísima” presentación al Consejo de Ministros del anteproyecto de reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial que, entre otras cosas, prohibirá los detectores de radares, establecerá el test de saliva como único método para constatar los niveles de droga al volante y regulará los sistemas de retención infantil.
Una vez en marcha esa reforma, lo hará el reglamento, que solo tiene que pasar el trámite del Consejo de Ministros y que incorporará modificaciones en los límites de velocidad en carreteras y ciudad o la eliminación de la práctica totalidad de exenciones en el uso del cinturón.
En cuanto a la velocidad, la intención es elevarla hasta los 130 kilómetros por hora solo en determinados tramos de autovías y autopistas que no registren accidentes y en los que se cumplan óptimas condiciones meteorológicas, ambientales y de pavimentación.

velocidad máxima
También propone una reducción de la velocidad máxima a 90 kilómetros por hora en las carreteras convencionales con arcén de 1,5 metros, establecida actualmente en 100, mientras que en muchas calles del país no se podrá circular a más de 30.
De todos modos, el asunto más polémico del futuro reglamento es el del uso del casco en la bici, que Seguí justificó ante el incremento del número de heridos entre los ciclistas.
Pese a que el uso de la bicicleta apenas representa un 2% de los 48.000 millones de desplazamientos que se realizan al año en España en todos los medios de transporte, incluidos los de a pie, Seguí aludió a las cifras de ciclistas heridos, que aumentaron.
“Toda la ciencia ratifica el elevado índice de protección de las lesiones craneales” que supone el uso del casco, ha subrayado Seguí, quien ha recordado que de los 3.767 ciclistas heridos graves en 2010, 622 sufrieron un traumatismo craneoencefálico.

La DGT lleva al Congreso el debate del casco para los ciclistas en ciudad