Once jóvenes con diversidad funcional encaminan su futuro laboral a través de un taller fotográfico

La exposición “No somos de plástico” se exhibe en la Fundación María José Jove | quintana

La Fundación María José Jove acoge hasta el día 25 la muestra “No somos de plástico”, el resultado de un taller fotográfico de la asociación Nos, Why Not? en el que han participado once jóvenes con diversidad funcional.

“No buscábamos hacer la típica exposición sino demostrar que es muy posible la inserción laboral de las personas con algún tipo de discapacidad a través de la fotografía”, explica Felipe Alonso, coordinador del proyecto, quien reconoce que fueron los propios alumnos los que propusieron la temática de la muestra, el medio ambiente.

La colección es el resultado del taller de fotografía inclusiva con un espíritu profesional que la Fundación María José Jove puso en marcha en enero. Sus alumnos, de entre 16 y 24 años, hacen reflexionar sobre el cambio climático y la contaminación a través de sus objetivos.

Durante meses, los participantes aprendieron los conceptos básicos técnicos sobre la fotografía –enfoque, encuadre, composición, etc.–, pero también descubrieron cómo “ver de forma diferente” con sus cámaras. Según Felipe Alonso –exjefe de Fotografía en “El Mundo” en Cataluña–, muchos de ellos ya se han comprado un equipo y tienen pensado formarse en ese ámbito para poder trabajar en el futuro.

“Nos alejamos de las políticas de caridad con las personas con diversidad funcional. Directamente les damos una formación para que tengan valor para una empresa”, apunta Alonso.

Temas como la cantidad de plástico vertida a los océanos, la acidificación del agua, la huella híbrida o la contaminación por gases, junto con el recuerdo a desastres cercanos de A Coruña como el del vertedero de Bens o el barco “O Xurelo”, el pesquero que participó en la protesta contra la instalación del vertedero de residuos radiactivos de la Fosa Atlántica, son algunos de los temas abordados en la muestra.

“No somos de plástico” consta de 15 fotos en las que los autores muestran datos preocupantes y muchas veces desconocidos para avivar nuestras conciencias ante una situación climatológica extrema. Entre los usuarios del taller se encuentran, dice Alonso, jóvenes con síndrome de Down, Asperger o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), entre otros.

Ahora comenzará el segundo curso del taller, en el que los estudiantes acabarán su formación técnica y con el que buscarán darle visibilidad a todo tipo de discapacidades, realizando sesiones fotográficas con diversos colectivos.

Once jóvenes con diversidad funcional encaminan su futuro laboral a través de un taller fotográfico

Te puede interesar