Muere un motorista al estrellarse en la avenida de San Cristóbal

Policías locales contemplan la destrozada moto Honda CBR 600 que pilotaba el fallecido el viernes | pedro puig
|

Un coruñés de 40 años, S.C.C., falleció ayer tras estrellarse contra la mediana del desvío hacia la rotonda de Lonzas poco antes de las cinco de la tarde. La víctima, vecino de la avenida de Pérez Ardá, falleció de forma prácticamente instantánea y su muerte fue certificada por una médica del 061 minutos después. Se especula con que la causa del siniestro fue el exceso de velocidad. 
Los investigadores de Atestados estuvieron examinando el lugar del siniestro cerca de una hora. Las rodadas sobre el asfalto mostraban a las claras cómo el motorista había perdido el control de su Honda CBR 600 y tras oscilar a un lado y a otro, había acabado estrellándose contra la mediana. La violencia del impacto quedó atestiguada porque no solo arrancó un bolardo, sino el obstáculo conocido como “gorro de obispo”, que sacó de su eje. 
Tras ese último choque, la víctima salió despedida por encima del New Jersey (la mediana) de cemento, y acabó sobre el asfalto, mientras que el destrozado vehículo quedó abajo, en el paso inferior, sobre la cuneta, con el basculante trasero roto y las ruedas reventadas. El cuerpo fue retirado a las seis y cuarto de la tarde por los empleados del tanatorio. Durante todo ese tiempo, más de una hora, la Policía Local mantuvo cortado el desvío hacia la rotonda en dirección O Birloque, aunque se le permitió el paso ocasional a un transporte público. 
Una septuagenaria arrollada 
Se trata del segundo siniestro mortal que se registra en las calles coruñesas en lo que va de año, después de que el tres de abril, una mujer de 73 años resultara arrollada por un todoterreno a las once de la mañana. A.M.S. nunca llegó a atravesar el ramal que conecta Alfonso Molina con San Cristóbal y el polígono de A Grela. La vecina intentó cruzar el carril indebidamente y fue atropellada por el vehículo. Su muerte se confirmó en cuestión de minutos ya que los sanitarios que se acercaron al lugar en dos ambulancias no pudieron hacer nada para salvarle la vida. 
La septuagenaria pretendía, supuestamente, incorporarse al arcén de Lavedra desde este punto, a pesar de que tenía la pasarela a muy poca distancia. Esta práctica se realiza continuamente por parte de los vecinos de Elviña y Matogrande en una vía de alta capacidad con dos pasos peatonales que salvan el scalextric en la zona. l

Muere un motorista al estrellarse en la avenida de San Cristóbal