Los sindicatos de Justicia instan a la Xunta a aceptar “la mediación” y Rueda no aceptará “una subasta”

Trabajadores de Justicia de A Coruña que llevan 58 días de huelga | cabalar (efe)
|

Los funcionarios de Justicia en huelga secundaron ayer una nueva jornada de protestas en distintas localidades gallegas, entre ellas una manifestación en A Coruña con la participación de casi 200 personas.

A ellas, se sumaron otros actos como un viaje en barco hasta Cangas (Pontevedra) en “apoyo” a los compañeros de este municipio y en el que los participantes han coreado una canción cuestionando el papel del vicepresidente de la Xunta y conselleiro de Xustiza, Alfonso Rueda, en el conflicto.

“Dejando claro que los trabajadores lucharemos hasta finalizar con la discriminación de la justicia gallega”, expusieron los participantes. En la misma línea, se pronunció Javier Fernández, portavoz del comité de huelga en A Coruña, quien apeló a la mediación planteada por el Consello Galego da Avogacía.

“A qué tienen miedo”, se preguntó al considerar que si el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, tienen “dos dedos de frente y son políticos responsables, deberían aceptarla”. Por otra parte, antes de participar en una manifestación que partió de la Audiencia Provincial y concluyó en la plaza de Pontevedra, abogó por llegar un acuerdo “cuanto antes, para evitar más perjuicios a la ciudadanía”.


Mientras, Rueda volvió a pedir a los sindicatos que consideren la propuesta del Gobierno para cerrar la huelga y les pidió que entiendan que el dinero de los gallegos no puede ser objeto “de una subasta pública”. El vicepresidente volvió a defender la propuesta ofrecida a los sindicatos y que será la que hoy le traslade a los representantes del Consejo de Abogacía, con los que se reunirá.

Al tiempo, advirtió de que la Xunta tramitará expedientes disciplinarios a quienes no cumplan con los servicios mínimos. En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Gobierno, el vicepresidente avisó de que el Gobierno será “estricto” a la hora de vigilar que se cumplan los servicios mínimos “en su integridad”.
Por ello, tras recibir “reportes” de los letrados sobre posibles incumplimientos, investigará las quejas para abrir expedientes disciplinarios “si corresponde”.

Por su lado, el juez decano de Santiago, José Alvariño, el presidente de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, Ángel Pantín, y el fiscal jefe del área, Mario Piñeiro, pusieron ayer voz a las reivindicaciones de estos colectivos que se han trasladado en todo el Estado y que, en el caso de Galicia, coinciden con la huelga de funcionarios autonómicos de la Justicia que acumula 58 días de paro. También tienen intención de secundar el resto de movilizaciones que se programen por parte de estos colectivos.

En aras de la independencia judicial, piden, entre otras cosas, un reforma de la ley que recupere el régimen de competencias, de organización, funcionamiento y dedicación y garantice la elección de los vocales judiciales por jueces y magistrados en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Los sindicatos de Justicia instan a la Xunta a aceptar “la mediación” y Rueda no aceptará “una subasta”