Los cooperativistas esperan poder construir en el Ofimático a fin de mes

01 abril 2014 A Coruña.- El octogenario Manuel Ramallo entregó ayer las llaves de su casa en el Parque Ofimático para que sea demolida
|

No es tan raro pasarse la Semana Santa rezando, si uno es muy devoto, pero los miembros de la cooperativa de A Carnocha lo han hecho sobre todo pidiendo el final de un via crucis que ya se ha alargado demasiado. Poco antes de las fiestas, su presiente, Francisco Candamio, se había reunido con el concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, y había conseguido arrancarle la promesa de que antes de acabe el mes podrían empezar a construir en el Parque Ofimático sus viviendas. Ahora esperan que no surja un nuevo obstáculo.
El último había sido la negativa de la empresa Acciona a finalizar las obras de urbanización hasta que hubieran abandonado sus casas todos los vecinos de la zona que aún resisten en sus casas. Para los cooperativistas de A Carnocha, que ya contaban con poder comenzar a construir tras la demolición de la casa de Manuel Ramallo, el pasado día 1, el retraso era inaceptable, de ahí que pidieran una reunión urgente con el gobierno local. “Él nos prometió que antes de diez días estábamos ahí”, asegura Candamio. Es decir, que ya podía empezar a construir.

primera piedra
De hecho, en cuanto Acciona cumpla y rebaje a cota cero el solar donde se levantará su bloque de viviendas, los cooperativistas de A Carnocha piensan ponerse a construir. “Tengo al constructor esperando. De un día para otro podemos poner ahí la primera piedra”, asegura.
Si todo marcha, este mismo mes acabará para ellos un dilatado calvario. Para otras cooperativas, faltas de financiación, se adivina más largo

Los cooperativistas esperan poder construir en el Ofimático a fin de mes