La cantidad de residuos depositada en los puntos limpios subió un 10% en un año

Los contenedores de un punto limpio | AEC
|

No todos los desperdicios acaban en el contenedor verde o en el más grande amarillo. Los hogares o los pequeños empresarios tienen la obligación de llevar otros, como pueden ser los electrodomésticos, a las instalaciones municipales gratuitas llamadas puntos limpios. Sin embargo, las últimas estadísticas municipales apuntan a un aumento del 10% en esta práctica respetuosa con el medio ambiente: en un solo año se pasó de las 7.637 toneladas a 8.423. 
Este aumento es achacable a un incremento en el volumen de desperdicios que genera la ciudad. Aunque esta cantidad descendió a raíz de la crisis ya ha vuelto a crecer. Actualmente, la planta de reciclaje de Nostián recibe 180.000 toneladas de basura al año: no toda procede de la ciudad, puesto que también recicla los deshechos del Consorcio de As Mariñas: 70.000 toneladas. Hay que señalar que según las mismas estadísticas, el volumen de desperdicios que se tratan en la planta de reciclaje de Nostián creció en mil toneladas, hasta superar las 107.000 (solo en A Coruña). El problema estriba en que los residuos que se deben depositar en los puntos limpios son de los más dañinos para el medio ambiente, como el aceite vegetal de cocina y aceite de automoción, las baterías de automóviles:, cristales, neumáticos, bombillas mercurio de termómetro, plásticos, residuos peligrosos como aerosoles, disolventes, pegamentos...


Desánimo 
Desde la Concejalía de Medio Ambiente habían denunciado que el público coruñés había abandonado un tanto el reciclaje, al haber caído en el convencimiento de que no servía de nada debido a las sucesivas malas noticias sobre el rendimiento de la planta de Nostián. Sin embargo, este factor no parece haber afectado a los desplazamientos a los puntos limpios.
Hay que tener en cuenta que en A Coruña, el reciclaje sigue siendo una práctica bastante extendida, incluso comparado con otras partes de la comunidad autónoma: según las últimas estadísticas, en Galicia se recuperan de 21,77 kilos por habitante y año mientras que A Coruña duplica esa cifra con 46,7 kilos por habitante y año, aunque si se suma el Consorcio de As Mariñas, la cifra es peor: 43,96 kilos por habitante y año.

La cantidad de residuos depositada en los puntos limpios subió un 10% en un año