La OSG le dedicará a Mahler y Strauss una temporada que acabará con Verdi

El Ideal Gallego-2015-05-15-013-53806148_1
|

La próxima temporada de la Sinfónica sonará a Gustav Mahler y Richard Strauss, pero tendrá pinceladas de otras músicas no tan conocidas como las obras húngaras que traerá el director Otto Tausk en sus partituras y toques de virtuosismo con la actuación del trompita Stefan Dhor.
El gerente de la Sinfónica, Andrés Lacasa, hablaba también de un año de continuidad para dos proyectos sociales como ReSuena, en el que se integran bajo el mismo paraguas musical a niños con riesgo de exclusión social con otros que no tienen problemas. El programa, que tiene cobijo hasta ahora en el centro cívico de Monte Alto, se ampliará en 2016 a otros barrios, según el responsable, que apuntó el éxito prematuro de “Interpreta tu música”, donde siguen el modelo de Madrid y Venezuela de llevar a profesionales a los colegios para empezar recabando adeptos en el centro de la Sagrada Familia y el Alborada.
Los de la Sagrada Familia serán los primeros en subirse al escenario para interpretar con los propios medios que tienen en la escuela la “Pastoral” de Beethoven. Lo interesante, decía Lacasa, es que creen su versión y que el curso que viene puedan estar en las aulas músicos que militan en las filas de la OSG.
La orquesta le dedicará a Strauss gran parte de su calendario de abono para reiterar su homenaje con la puesta en escena, por primera vez, de la ópera “Salomé”, dentro de la Temporada Lírica . También interpretarán  la tercera sinfonía de Mahler y “Zaratustra” para ofrecer hasta tres grandes obras sinfónico-corales, que culminarán con el “Requiem” de Verdi. Para la ocasión, la Sinfónica convocará a todos los cantores gallegos a participar en una puesta común para la que Joan Company se colocará al frente.
El conjunto recibirá la visita de maestros como Christoph Eschenbach o Maryn Brabbins y de promesas como Rafael Payaré o Nicholas Collon. Con Ton Koopman y Richard Egarr afianzarán su repertorio clásico-barroco en una próxima entrega, que supondrá la vuelta al ruedo internacional con un viaje a Abu Dabi. Sin embargo, el intercambio se realizará también a la inversa. Y es que hasta aquí vendrán tres solistas de la Filarmónica de Berlín.
La 2015-2016 servirá para cerrar el ciclo dedicado al 150 aniversario de Sibelius, continuar con Haydn y abrir nuevos frentes sobre Ligeti y Xenakis. Con un 5% más de presupuesto, la OSG abordará el reto de seguir sumando aficionados al género clásico. Andrés Lacasa señalaba que la presencia de espectadores fue in crescendo desde hace cinco años y todo indica que este año se superarán los 38.000  del año pasado.
Con todo y eso, el director Dima Slobodeniouk comentaba su intención de continuar dando pasos hacia delante con nuevo repertorio, pero también con grandes piezas conocidas por todos. Para disfrutar de citas como la que pondrá a Guy Braunstein con violín y batuta en mano o las que les llevará a abordar música de cámara como una experiencia que sumará puntos en su calificación final.

La OSG le dedicará a Mahler y Strauss una temporada que acabará con Verdi