La juez imputa a otro funcionario de Ourense en el caso “Pokémon”

baltar declara hoy ante el juez por los contratos irregulares efe
|

Los investigadores acertaron cuando bautizaron esta trama de corrupción como operación “Pokémon”. La llamaron así por la inmensa cantidad de implicados que aparecían uno tras otro según avanzaba la investigación. Y parece que no cesa. Ayer le tocó el turno a un funcionario del Ayuntamiento de Ourense, quien fue imputado en el marco de este caso que investiga la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara.

Según confirmaron Efe fuentes municipales, la persona imputada es el jefe de servicio eléctrico, adscrito a la concejalía de Servizos Xerais que dirige José Carlos Martínez-Pedrayo y habría sido imputado a lo largo de la mañana de ayer.

 

Los tentáculos

La operación “Pokémon”, que comenzó en un juzgado de Lugo pero que rápidamente abrió sus tentáculos a toda Galicia y parte del resto del Estado, investiga la existencia de una supuesta red para obtener concesiones y contratos públicos en varias ciudades gallegas. El número de imputados ya supera la treintena, muchos de ellos políticos.

El último hasta el momento había sido el alcalde de O Carballiño, el popular Argimiro Marnotes, quien fue imputado el pasado lunes. A él le precedió por el de Santiago, el también popular Ángel Currás. Pero no solo hay cargos populares implicados en el caso. Socialistas y nacionalistas engrosan también la lista de afectados. Entre ellos, el regidor de Lugo, el socialista Xosé Clemente López Orozco, que además es presidente del PSdeG.

Figuran también imputados, entre otros, el exalcalde de Ourense Francisco Rodríguez (PSdeG), que dejó el cargo, el exregidor de Boqueixón, Adolfo Gacio (PPdeG), que también abandonó el bastón de mando, además de un exedil del BNG en Ourense, Fernando Varela.

El caso “Pokémon” afecta a políticos de los tres partidos tradicionales en Galicia y a varias de las localidades.

 

La juez imputa a otro funcionario de Ourense en el caso “Pokémon”