Los blanquiazules no llegaron a pisar el césped en la penúltima sesión

Las zapatillas son las protagonistas en la sesión más suave de la semana. Los tacos no se utilizan en el gimnasio, donde los blanquiazules realizaron ejercicios de estiramiento y relajación. quintana

Ni las vacaciones de Navidad ni el descanso que tuvieron los jugadores el primer día del año alteraron los planes de Fernando Vázquez, que mantuvo su programación de trabajo habitual y ayer, a dos días para el partido con el Jaén, concedió a los blanquiazules el entrenamiento más suave de la semana.

Los deportivistas no llegaron a pisar el césped de Riazor y simplemente se ejercitaron en el gimnasio que gestiona el club en los bajos del estadio.
Allí realizaron estiramientos y ejercicios de relajación para equilibrar cuerpo y mente antes de retomar la competición frente al Jaén.
Las cuestiones tácticas quedaron para la jornada de hoy, en la que los blanquiazules madrugarán más de lo habitual para ultimar los detalles del choque con los jiennenses.
Será en la ciudad deportiva de Abegondo a partir de las 09.45 horas.
A la conclusión del entrenamiento, los deportivistas se desplazarán al aeropuerto de Alvedro, donde almorzarán.
A primera hora de la tarde cogerán el vuelo que les llevará hasta el aeropuerto de Barajas y, desde allí, irán por carretera hasta Jaén. Al finalizar el partido, los jugadores partirán en autobús hasta Madrid, con parada para cenar en La Carolina. Hacia las 2 de la madrugada quedarán alojados en un hotel de la capital y reanudarán viaje en avión el día de Reyes a las 10.

Los blanquiazules no llegaron a pisar el césped en la penúltima sesión

Te puede interesar