El Gobierno local prorroga las cuentas mientras negocia el nuevo documento

El Ideal Gallego-2018-12-28-006-f0b09d50
|

El Gobierno municipal aprobará hoy la prórroga del presupuesto de este año para que se continúe aplicando a partir del 1 de enero debido a la ausencia de un nuevo documento aprobado.

Como sucedió en cada inicio de año de este mandato, la ciudad comenzará el ejercicio con las cuentas prorrogadas, un hecho que viene provocado porque no se hayan llevado al pleno las nuevas cuentas.

Si en los ejercicios de 2016 y 2017 el presupuesto del año anterior estuvo prorrogado hasta el mes de mayo en ambos casos, ya que fue cuando se consiguió aprobar los nuevos documentos económicos, el año pasado esto se produjo en febrero. 

En esta última ocasión las negociaciones con el PSOE fueron mucho más sencillas ya que los socialistas apostaron por una estrategia de permitir que la ciudad tuviese presupuesto y de esta manera el Ayuntamiento no pudiese culpar a la oposición de entorpecer su labor.

Ahora existen negociaciones también con el Partido Socialista para aprobar el presupuesto de 2019, aunque la formación encabezada por Yoya Neira, que asume esta responsabilidad negociadora por primera vez, no recibió el documento completo hasta el pasado viernes por la tarde.

Los socialistas aseguran que no ejercerán un bloqueo frontal en las negociaciones, pero tampoco darán vía libre al Gobierno local como el año pasado, por lo que existen bastantes posibilidades de que la ciudad llegue hasta las elecciones municipales del mes de mayo con las cuentas prorrogadas. En ese momento, y basándose en el resultado en las urnas, se plantearía un nuevo panorama.

Después de la prórroga del presupuesto quedan algunos aspectos por resolver, como por ejemplo el de los convenios con las entidades. En el pleno extraordinario de antes de ayer la oposición instó al Ayuntamiento a tramitar un modificado de crédito para que los colectivos tengan aseguradas sus ayudas a pesar de que no haya un nuevo presupuesto.

Resumen
El alcalde, Xulio Ferreiro, hizo balance ayer de lo sucedido a lo largo de este año en el ámbito municipal así como de los principales retos que deberá afrontar el Gobierno municipal durante los próximos meses. El regidor puso el foco sobre las actuaciones llevadas a cabo en el ámbito social y también destacó las intervenciones de obra pública que se realizaron durante todo este año.

Una de estas, la de la cubierta del estadio de Riazor, expuso que se hizo “nun tempo bastante aceptable sen afectar á celebración de ningún partido” del Deportivo y que la incidencias que hubo se ajustaron a la envergadura de la obra. “Está máis que xustificada a renovación”, dijo.

Ferreiro también adelantó que está muy adelantada la mediación sobre el Conde de Fenosa aunque no pudo dar detalles por la confidencialidad con la que se trata el asunto y destacó la peatonalización de la Ciudad Vieja y los datos del aeropuerto de Alvedro.

En cuanto a retos próximos puso de relieve la necesidad de dar vida al parque Ofimático, el fin del copago en la ayuda del hogar, el futuro de la fachada marítima e ir dando visibilidad a los proyectos con fondos Eidus.

El Gobierno local prorroga las cuentas mientras negocia el nuevo documento