Portos sospecha de que en el muelle de Santa Cruz haya tres huecos más

|

El Ideal Gallego-2011-07-08-020-054a945c

m. rodríguez > oleiros

  “Los trabajos tienen que permitir que el puerto aguante por lo menos otros cien años”, afirmó José Manuel Álvarez-Campana, presidente de Portos, durante su visita a las obras del muelle de Santa Cruz. Además, el mandatario autonómico aseguró que la próxima semana se llevarán a cabo una serie de inspecciones geofísicas para detectar “posibles problemas” producidos por cavidades en el subsuelo.
Después de que se abriese un hueco de unos tres metros de profundidad al paso de un camión municipal por la dársena, Álvarez-Campana manifestó que la intención de Portos es realizar un “análisis profundo” de la situación en la que se encuentra el muelle y reparar todo el paseo.
En este sentido, explicó que los técnicos autonómicos sospechan de que al menos pueda haber otras tres oquedades “de menor profundidad” que la que provocó el hundimiento del camión.  
Además, el responsable de la Xunta también apuntó a que estas mediciones geofísicas a “otras obras de cierto tiempo para ir resolviendo” los problemas que puedan generarse por el estado del firme. “El siguiente será Mera seguramente”, señaló.

Trabajos > Sobre las actuaciones concretas que se están realizando en el hueco, el mandatario apuntó a que en “cuatro o seis semanas” estarán resueltas todas las oquedades del muelle oleirense.
Se conservará el empedrado que tiene más de un siglo de vida (de hecho, la dársena de Santa Cruz fue proyectada en 1901, tal y como matizó el alcalde).
De hecho, la antigüedad del paso es uno de los motivos por los que se produjo el incidente del pasado martes, ya que, al filtrarse agua del mar, el hormigón fue desapareciendo.
A mayores, los técnicos se encontraron con una grieta en una parte del muro más baja al socavón inicial y que también tendrá que ser resuelta y para ello tendrán que eliminar todo el material que quedó hundido para crear un muro de hormigón así como una resistencia de 300 kilos que evitará las filtraciones y garantizarán la resistencia del muelle.
Por otra parte, cabe la posibilidad de que haya que derribar parte del muro que da al paseo y que en estos momentos se encuentran suspendido en el aire y arqueado.
Respecto al presupuesto de la obra, Álvarez-Campana señaló que de momento no se puede concretar ya que se trata de una “obra de emergencia”. Lo que sí es seguro es que costará “miles de decenas de euros” ya que los técnicos van encontrando deficiencias que hay que corregir. Pero, como añadió el presidente de Portos, lo que les interesa es que quede “bien”. En este sentido, el mandatario autonómico reseñó que con estas actuaciones permitirán que el muelle quede “mejor que antes, porque es del siglo pasado”.


 

Portos sospecha de que en el muelle de Santa Cruz haya tres huecos más