Un empujón solidario contra el tabaco

|

El Ideal Gallego-2011-06-01-012-470dc7b7 

Conmemoración > La AEEC celebra el Día Mundial sin Tabaco con un acto simbólico protagonizado por los empleados de la empresa de trasportes Arriva

r.l. > A CORUÑA
  Dejar de fumar es una tarea complicada, pero para nada imposible. Con la ayuda de profesionales el abandono del hábito tabáquico es factible. Es el mensaje que ayer quisieron trasladar a la ciudadanía los empleados de la empresa de transportes Arriva Noroeste, que empujaron uno de sus autocares, de más de trece toneladas, simbolizando que nada es imposible.


Aprovecharon el Día Mundial sin Tabaco para demostrar que con esfuerzo hasta dejar de dar caladas es posible. Un grupo de quince trabajadores de la compañía desplazaron el coloso de 14 metros a lo largo del Cantón Pequeño. Lo hicieron bajo el lema “Empuja el bus, empuja la vida, rompe con el tabaco”. Lo hicieron de forma altruista y para colaborar con la junta provincial de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en A Coruña.

Trueque >
Por otra parte, la AECC instaló una mesa informativa en la Fundación Barrié, como viene siendo habitual, en la que los voluntarios y trabajadores de la asociación intercambiaban  cigarrillos por caramelos. La presidenta de la AECC-C, María Elena Viturro, acompañada por la jefa territorial de la Consellería de Sanidad, Enma Rego recordó la importancia de concienciar a los jóvenes de no empezar a fumar, “o de dejarlo cuanto antes, si ya se ha adquirido el hábito”. Señala que cada vez se inicia antes este hábito tan dañino para la salud. En este sentido, los facultativos que apoyan la campaña arrojaron unos datos demoledores.
En España, unos once millones de españoles (y unos 600.000 gallegos) fuman a diario, lo que representa el 26,2 por ciento de la población mayor de 16 años. “Más de un millón son jóvenes menores de 25 años, que corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el tabaco”, indicó el neumólogo, Luis Domínguez Juncal.

 

Un empujón solidario contra el tabaco