Pau brilló en la derrota de los Lakers y Marc ayudó al triunfo de los Grizzlies

|

El protagonismo de los hermanos Pau y Marc Gasol no cesa en la NBA y una jornada más, aun con suertes opuestas, volvieron a destacar, el primero en el trabajo individual y el segundo con una buena labor de equipo.

Pau llegó con Los Ángeles Lakers al US Airways Center de Phoenix con la desagradable novedad que el escolta Kobe Bryant no podría jugar, lo que significaba que su esfuerzo tendría que ser mayor y así sucedió, pero su gran labor individual y líder indiscutible del equipo no impidió la derrota por 125-105 ante los Suns.

Sin Bryant, Gasol completó una gran labor al conseguir 30 puntos y 13 rebotes. Gasol jugó 38 minutos y logró el cuarto doble-doble en los cinco partidos que los Lakers han disputado en lo que va del mes de abril.

El jugador de Sant Boi, que ya ha completado 37 partidos con dobles dígitos en puntos y rebotes, anotó 14 de 25 tiros de campo, y 2 de 2 desde la línea de personal. También capturó nueve rebotes defensivos y cuatro ofensivos, además de repartir tres asistencias.

Marc no consiguió ni estuvo cerca de las estadísticas individuales que logró su hermano, pero sí hizo la aportación de equipo que ayudó a los Grizzlies de Memphis a vencer por 94-89 a los Mavericks de Dallas.

El pívot español internacional jugó 32 minutos en los que sumó nueve puntos, pero cumplió con el trabajo de equipo al capturar siete rebotes, incluidos seis defensivos.

Gasol anotó sólo 4 de 12 tiros de campo y 1 de 1 en libres, además de repartir tres asistencias, recuperar un balón y poner un tapón para los Grizzlies.

Pau brilló en la derrota de los Lakers y Marc ayudó al triunfo de los Grizzlies