Rusia denuncia las injerencias de EEUU y la OTAN en terceros países y el regreso de los “bloques”

KIV07. Donetsk (Ukraine), 27/09/2014.- Children play with a weapon near the temporary Ukrainian military base in small city of Soledar, Donetsk area, Ukraine, 27 September 2014. Russian military observers arrived in Ukraine for talks with Ukrainian forces
|

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, denunció ayer ante la ONU las injerencias de Estados Unidos y sus socios de la OTAN en terceros países y los acusó de revivir “el arcaico pensamiento de bloques”.
Lavrov criticó a los países de Occidente por presentarse como defensores de la democracia, la legalidad y los derechos humanos y, a la vez, “actuar desde posiciones totalmente opuestas en la escena internacional”, violando la “soberanía” de los Estados y “tratando de decidir por todos los demás lo que es bueno o malo”.
“Washington ha declarado abiertamente su derecho al uso unilateral de la fuerza en cualquier sitio para defender sus intereses. La injerencia militar se ha convertido en norma, incluso a pesar del funesto resultado de todas las operaciones de fuerza que EEUU ha llevado a cabo en los últimos años”, lamentó.
El ministro ruso denunció, en ese sentido, “la vuelta del arcaico pensamiento de bloques basado en una disciplina de ejercicio militar y una equivocada lógica de amigos o enemigos”.
Lavrov aseguró que Ucrania ha sido “víctima de esa política arrogante” y acusó a EEUU y a la UE de tratar de “expandir el área geopolítica bajo su control sin tener en cuenta el equilibrio de los intereses legítimos de todos los pueblos de Europa”.
El representante ruso lamentó que Washington y Bruselas apoyasen el “golpe de Estado” que apartó del poder al presidente ucraniano Viktor Yanukóvich y aseguró que los ataques contra los derechos de parte de la población cometidos por las autoridades que se instalaron en Kiev fueron los que llevaron a la población de Crimea a optar por la “autodeterminación”.

restaurar la paz
Rusia, a quien Occidente ha acusado repetidamente de respaldar a los separatistas del este de Ucrania, subrayó ante la Asamblea General de la ONU que su prioridad es “restaurar la paz” en el país vecino.
Según Lavrov, la solución al conflicto está al alcance, siempre que se deje de apoyar los intentos de Kiev por “llevar al pueblo ucraniano al abismo de la catástrofe nacional”.
Por otro lado, la autoproclamada república popular de Donetsk informó ayer de que ha suspendido el canje de prisioneros con el Gobierno de Ucrania acordado en el Protocolo de Minsk del pasado día 5 de este mes.
Donetsk denunció que las personas entregadas por las autoridades ucranianas a cambio de sus soldados no son combatientes prorrusos.

Rusia denuncia las injerencias de EEUU y la OTAN en terceros países y el regreso de los “bloques”