A Coruña mantiene el plan de refuerzo de buses a pesar del cambio de norma

Los autobuses ya pudieron circular con la totalidad de sus asientos ocupados pero se recomienda no hablar | P.G. Fraga
|

Los usuarios del transporte público, urbano y metropolitano, pueden utilizar el 100% de los asientos y no solo la mitad, como ordenó inicialmente la Xunta, tras la aprobación de las últimas restricciones en el área para contener los casos de Covid-19. Es decir, no se limita el aforo –salvo para los que viajan de pie– pero se establecen una serie de medidas complementarias como la que prohíbe comer o la que aconseja no mantener conversaciones con otros usuarios para evitar así el contagio por aeroroles que, según la comunidad científica, estaría detrás de muchos de los casos de Covid-19.

Con todo, el Ayuntamiento de A Coruña y la Compañía de Tranvías mantienen su intención de estudiar qué líneas son las más concurridas y, en su caso, reforzarlas para adecuarse a las necesidades de los ciudadanos, más aún en una situación de crisis sanitaria como la actual, donde, a pesar de los cambios aplicados a los aforos, es obligatorio el uso de mascarilla y mantener la distancia social cuando se ocupan plazas de pie, cuya capacidad sí se reduce a un sexto.

En los autobuses de la ciudad, la mayoría de los usuarios aseguran desconocer la nuevas medidas y la información sobre estas normas no está en todos los vehículos, por lo que la distancia y el silencia apenas se cumplen en A Coruña. “No veo indicaciones en ninguna parte”, señalaba una usuaria antes de anotar que “el bus se ve muy lleno para la situación en la que estamos por el Covid-19”.

Las autoridades sanitarias establecen que se pueden ocupar la totalidad de los asientos pero no comer, beber o hablar si el trayecto dura menos de dos horas, y en aquellos casos en los que los vehículos y embarcaciones tengan autorizadas plazas de pie, como es el caso de los urbanos, la distancia ha de ser la máxima posible, recoge el DOG. 

Sanidade informó de que adecuó las limitaciones preventivas establecidas para la prestación de servicios públicos de transporte de viajeros, y por ello estableció medidas de prevención específicas según la evolución de la situación epidemiológica en Galicia. Así, se pretende facilitar la eficiencia del servicio público, facilitando el mantenimiento de la funcionalidad de traslado de las personas para atender aquellas necesidades relacionadas con actividades necesarias y permitidas, como laborales o lectivas.

A Coruña mantiene el plan de refuerzo de buses a pesar del cambio de norma