El otoño de Galicia resultó una estación “cálida y muy seca”

Diciembre se inició también con mucho calor javier alborés
|

El informe climatológico de Meteogalicia referente al otoño, que analiza los datos de septiembre a noviembre de este año, concluye que esta estación ha sido “cálida” en Galicia, con una temperatura media cercana a los 12º grados –0,42ºC más que los valores habituales– y “muy seca”, con un descenso de las precipitaciones del 33 por ciento.
Según aseguró la Xunta en un comunicado, este descenso en las lluvias es el mayor desde 2007, año en el que llovió hasta un 71 por ciento menos de lo esperado con respecto al período climático de referencia 1981-2010.
En cuanto al incremento en las temperaturas, el informe elaborado por los técnicos de MeteoGalicia indica que la causa ha sido un aumento de las máximas frente a las mínimas, que han resultado “normales”.
Esta anomalía al alza se ha registrado en toda la comunidad, con excepción de algunas zonas de las comarcas coruñesas de Bergantiños y Terra de Soneira, y ha obtenido las variaciones positivas más elevadas en puntos de Vigo y Baixo Miño.
Las variaciones más altas en los datos de precipitación se han registrado en puntos del nordeste, con valores un 40 por ciento superiores a los medios, frente a las zonas del sur de A Coruña, que han sido las más secas, con un 60 por ciento menos de lluvia de lo habitual.
Asimismo, en el informe destacan los valores de precipitación del mes de octubre, que han sido inferiores a los habituales mientras que los de septiembre y noviembre han sido considerados como “normales”. El valor medio de precipitación para el conjunto de la Comunidad gallega ha sido de 280 litros por metro cuadrado.

El otoño de Galicia resultó una estación “cálida y muy seca”